Vivir

Vivir en Internet: El concurso que cambió la vida de Rosa y Jorge

  • Ambos estudiaron Ingeniería Informática en la Universidad de Sevilla y tras finalizar sus estudios se mudaron a Londres. Allí se enteraron del certamen y no dudaron en participar.

El pasado 25 de mayo, la plataforma de comunicación social Tuenti celebró en sus oficinas de Madrid la final de su II Concurso Nacional de Programación, el Tuenti Programming Challenge, una iniciativa que trata de fomentar la búsqueda de talento y la creación de empleo. En esta segunda edición, en la que han participado más de 3.000 concursantes, se seleccionó a 15 finalistas en función de la correcta solución de los problemas planteados de dificultad creciente, el tipo de algoritmo escogido y la calidad del código creado por el aspirante.

En la edición del año pasado, Tuenti contrató al 80% de los finalistas de la pasada edición del concurso, es decir, a siete de los 10 participantes. Entre ellos estaban dos jóvenes andaluces de 27 años: la cordobesa Rosa Gutiérrez, que fue la ganadora, y el sevillano Jorge Rodríguez, que quedó entre los finalistas. A los dos este reto les ha cambiado la vida, porque ahora desarrollan su profesión en una gran compañía.

Ambos estudiaron Ingeniería Informática en la Universidad de Sevilla y tras finalizar sus estudios se mudaron a Londres. Allí se enteraron del certamen y no dudaron en participar. "Me encantan los concursos de algoritmia y problemas de programación. Ya antes me había presentado a algunos", cuenta Rosa. "Así que, un poco en broma, me animé a presentarme. ¡Y no me esperaba para nada ganarlo!". Jorge destaca la duración del certamen y las pruebas, con las que ambos se divirtieron mucho. "El concurso duró una semana. Te plantean 20 problemas que tienes que resolver. Al principio son más facilitos pero se van complicando muchísimo conforme avanza el concurso". Los chicos demostraron su talento y, en septiembre, Tuenti les llamó para trabajar en Madrid, donde la media de edad del personal es de 28 años. Para Jorge, "trabajar aquí es genial, diferente a cualquier sitio en el que estuvimos antes. Cada proyecto es un pequeño reto y el equipo está lleno de gente brillante". Su compañera añade: "hay grandes programadores de todas las nacionalidades, y todos te ayudan. Hay un gran compañerismo y eso te estimula muchísimo. Estamos encantados".

Estos dos programadores coinciden en señalar a las empresas TIC como uno de los sectores punteros para el empleo juvenil. Y, como a ellos les ha ocurrido, este certamen puede ser la puerta de entrada a una carrera prometedora. "Afortunadamente nunca hemos estado en el paro, siempre hemos trabajado en algún sitio. Y es un sector que te permite trabajar fuera de España, ya que hay muchas oportunidades", apunta el sevillano.

Por eso, tanto Rosa como Jorge animan a otros jóvenes, también interesados en la programación informática e internet, a participar en éste u otros concursos similares. "Es una gran experiencia. Pasas un buen rato y aprendes muchísimo", dice Jorge. "No hace falta ganar ni ser finalista para encontrar un trabajo. Puedes hacer contactos y conocer gente", completa Rosa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios