Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Vivir

Un cuento infantil que destruye barreras

  • La ONCE traduce al braille el relato sobre la violencia de género 'El viaje en globo', editado por el Instituto Andaluz de la Mujer

"Salió el sol, sus rayos se colaron por la ventana y despertó. Se frotó los ojos para observar a su alrededor, no estaba en casa". Así comienza el cuento El viaje en globo, que ahora también pueden leer los niños con deficiencia visual gracias a la ONCE.

Esta historia, escrita por la psicóloga Susanna Isern e ilustrada por Silvia Álvarez, es una iniciativa "lúdico-terapéutica" con la que el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) busca "minimizar los efectos de la exposición a la violencia de género", explica su directora, Silvia Oñate.

El viaje en globo es una obra literaria que se encuentra en todas las casas de acogida de Andalucía, una por cada provincia. Con él, se intenta hacer entender a los niños su nueva situación y ayudar a los menores a volver a la cotidianidad lo antes posible.

El cuento se editó hace ya un año y está disponible en varios idiomas (ruso, inglés, francés, árabe y rumano) para que todos los niños que se encuentren en esta situación puedan disponer de él y sin que su procedencia sea un impedimento. La publicación del cuento en braille, fruto de la unión de fuerzas del Instituto Andaluz de la Mujer y de la ONCE, supone la eliminación de otra barrera para los menores.

El título del cuento es una metáfora de la vida en los centros de acogida, ya que "los niños se pueden tomar el traslado a este lugar como una aventura que suele tener final feliz", declaró Silvia Oñate.

La historia que explica el cuento permite a los pequeños identificarse fácilmente con los personajes, ya que habla en primera persona de cómo una niña vive todo el proceso de la acogida.

"Ahora, cuando un niño ciego llega a una casa de acogida está en igualdad de condiciones", declaró ayer Ventura Pazos, presidente del consejo territorial de la ONCE, durante la presentación de esta nueva iniciativa.

La edición en braille del cuento cuenta con catorce páginas y cada centro contará con dos ejemplares. "Estas páginas encierran el testimonio de que la ONCE quiere colaborar con las víctimas de la violencia de género", afirmó ayer Pazos.

Ésta es la primera iniciativa conjunta de la ONCE y el Instituto Andaluz de la Mujer, pero no la última. La directora del IAM declaró ayer que ambas partes tienen "voluntad" de seguir trabajando juntos. Y adelantó que están trabajando en un protocolo de colaboración para poder adaptar los centros a las necesidades de las personas con discapacidad audiovisual.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios