Exposición solidaria en la Sala Santa Inés Willy Fog atraca en Sevilla

  • 30 esculturas del mítico personaje revestidas por otros tantos artistas de prestigio se exhiben en la Sala Santa Inés en una exposición a beneficio de Apadis Bahía de Algeciras

'Del color al amor, con nuestro Willy Fog', de Arévalo y Francis Montesinos. 'Del color al amor, con nuestro Willy Fog', de Arévalo y Francis Montesinos.

'Del color al amor, con nuestro Willy Fog', de Arévalo y Francis Montesinos. / Belén Vargas

Imposible no entonar el estribillo "Son, 80 días son, 80 nada más, para dar la vuelta al mundo..." nada más cruzar el umbral de la Sala Santa Inés (C/ Doña María Coronel, 5) estos días. Allí, una treintena de réplicas del mítico personaje de dibujos animados Willy Fog reciben al público. Para la generación de nostálgicos que nació acompañada de sus aventuras le resulta llamativo ver a Fog ataviado de diferentes colores y estilos artísticos. Para los que, por primera vez, se acercan a su figura, tanto colorido y variedad de técnicas dejan caras de sorpresa. El refinado caballero inglés, en esta ocasión, no viene acompañado de sus inseparables Rigondón y Tico, ni de su amada Romy. Ha emprendido el viaje en soledad con el fin de cumplir su mayor reto, conseguir con esta exposición recaudar fondos a beneficio de Apadis Bahía de Algeciras, asociación de padres de personas con discapacidad intelectual.

Artistas que hacen de sastres

Basada en la obra de Julio Verne La vuelta al mundo en ochenta días, La vuelta la mundo de Willy Fog, producida en 1983, y su famoso protagonista, creado por Claudio Biern Boyd, ha servido de inspiración a este solidario proyecto en el que pueden verse 30 esculturas del ser antropomorfo revestidas por destacados artistas que, de forma desinteresada, han colaborado en la causa. Entre ellos, los diseñadores sevillanos Victorio y Lucchino o Vicky Martín Berrocal. Ésta última aporta un Willy Fog Flamenco, para el que ha empleado tonos como el rojo, el buganvilla o el fucsia y elementos como el lunar o el flecaje.

En homenaje a Cayetana de Alba, el pintor de la Casa de Alba, Alberto Romero, recoge el lado más solidario de la duquesa en apoyo a las asociaciones, centros y colectivos con otras capacidades en este personaje animado.

En primer término, escultura revestida por Ágatha Ruiz de la Prada. En primer término, escultura revestida por Ágatha Ruiz de la Prada.

En primer término, escultura revestida por Ágatha Ruiz de la Prada. / Belén Vargas

Cada creación viene acompañada de un texto descriptivo elaborado por los artistas. Así, Ágatha Ruiz de la Prada exhibe una pieza reflejo de su personalidad rebelde, inquieta y original; Alex O’Dogherty titula la pieza con el nombre de su espectáculo Mi imaginación y yo lo podemos todo, por lo que Fog viste como el artista lo hizo en su show; Arévalo junto a Francis Montesinos revisten de color la escultura, con el propósito de "llenar de ilusión y sonrisas a nuestros niños eternos". Paloma San Basilio ha vestido a Willy junto a su hija Ivana y su nieta Alma, y han optado por el dorado como el color de los sueños cumplidos. Completan este listado de prestigiosos y comprometidos creadores: Salva Reina, Torito, Ángel Garó, Manolo García, Blanca Orozco, Consuelo Hernández, Lina Alpresa, Luis Pérez, Máximo Moreno, Pepe Baena; los ilustradores Jesús Barony y Pedrita Parker; el actor Víctor Clavijo; los grafiteros El Niño de las Pinturas, Okuda y Suso 33; así como los artistas Andrés Mérida, Juan Ángel González de la Calle, Karina Zothner, Miguel Retamero y Pepe Barroso junto al equipo creativo de Factor Ñ y la Escuela de Arte de Algeciras.

Los beneficios del proyecto y de la venta de las piezas se destinan a Apadis Bahía de Algeciras. Los beneficios del proyecto y de la venta de las piezas se destinan a Apadis Bahía de Algeciras.

Los beneficios del proyecto y de la venta de las piezas se destinan a Apadis Bahía de Algeciras. / Belén Vargas

Willy Fog era alto, delgado y solidario

Todos se han encargado de recubrir con su sello particular las esculturas de Willy Fog, de 1,80 metros de alto y 22 kilos de peso, que les fueron entregadas personalmente por asociados de Apadis Bahía de Algeciras.

La muestra, además de poseer el atractivo desde el punto de vista del entretenimiento y la cultura, se ha convertido en toda una representación de movimiento asociativo y participación social para la inclusión de las personas con discapacidad intelectual. Su protagonista, Willy Fog, además de ser un personaje de creación española, representa en gran medida los valores de la asociación Apadis: dinamismo y emprendimiento, con espíritu e ilusión.

Los beneficios de este proyecto, incluidos la venta de las figuras al término de la itinerancia, irán destinados íntegramente a la mejora de los servicios para las personas con discapacidad intelectual con grandes necesidades de apoyo. Por otro lado, un amplio grupo de diversas empresas han contribuido a la financiación del proyecto a través de sus patrocinios.

La Vuelta de Willy Fog con Apadis Bahía de Algeciras permanecerá abierta al público hasta el 17 de junio los martes, miércoles y jueves, de 18:00 a 21:00; los viernes y sábados, de 11:00 a 14:00 y de 18:00 a 21:00; y los domingos, de 11:00 a 14:00.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios