Vivir

Un 'estirón' en las emociones

  • Rumbos es una cooperativa especializada en el desarrollo emocional de los más jóvenes Entre otros, organiza el Campamento de Crecimiento Personal y Pedagogía de la Aventura

Hay campamentos para todos los gustos y para todas las edades, incluso, algunos especializados en personas con algún tipo de discapacidad o enfermedad. Pocos existen que se encarguen de velar por aquello que no se ve pero que marca nuestra personalidad, las emociones; sin olvidar que el espíritu también se llena con la diversión. Así, Rumbos ofrece la combinación perfecta entre desarrollo personal y la actividad física a través de los deportes de aventura en su II Campamento de Crecimiento Personal y Pedagogía de la Aventura.

Del 3 al 13 de julio en el Camping La Fundición (Cazalla de la Sierra), y dirigido a menores de entre 6 y 17 años, aquellos que asistan a esta actividad participarán de una parte más terapéutica (gestalt, coaching, focusing, teatro consciente, musicoterapia, arteterapia, pedagogía sistémica, animación sociocultural y pedagogía de la aventura) y de unos contenidos prácticos que materializarán toda esta teoría en meditación, emociones, masaje arun, movimiento expresivo, reiki, teatro consciente, creatividad, valores y deportes de aventura.

Seis monitores de tiempo libre, todos especialistas en Educación y Crecimiento Personal -titulación que únicamente expide en España Rumbos, como Escuela de Animación Sociocultural homologada por la Junta de Andalucía-, serán los responsables de hacer que, pasados estos días de vacaciones, los menores regresen en armonía tanto por dentro como por fuera. No falta la colaboración de los padres, a los que se invita al final de esta experiencia a compartirla de una forma activa con sus hijos.

El precio es de 340 euros (con posibilidad de descuentos y plazos de pago). "Resulta bastante económico porque no vamos a albergues, dormimos en camping (es importante el contacto con la naturaleza), vamos en vehículos privados... y, además, somos conscientes de las dificultades económicas que muchas familias están pasando", comenta Alma Serra, directora de la cooperativa.

Rumbos (Recursos Educativos Especializados) nace como cooperativa sin ánimo de lucro enfocada al acompañamiento terapéutico de adolescentes gracias a tres jóvenes instruidas en el campo del trabajo social y la psicología (Alma Serra, Mercedes Laboisse y Liliana de Martino). En un año y medio, aquello que empezó con tres niños y seis adolescentes, ha triplicado su números de usuarios y su enfoque se ha diversificado.

Asentado en el Polígono Pisa, "ayudar a aquellos jóvenes que han perdido el rumbo" es su principal objetivo, pero no es necesario "tener una dificultad grave ni un problema de conducta, aunque también ofrecemos programas de musicoterapia para niños con discapacidad". Así, en los programas integrales que ponen en marcha pueden acudir niños, preadolescentes, adolescentes y jóvenes que tengan dificultades a la hora de relacionarse o tomar responsabilidades, que quieran mejorar la comunicación en la familia, mejorar el rendimiento académico o comenzar un proceso de autoconocimiento. El trabajo grupal es importante, así como la colaboración de los padres y de los centros educativos que ya solicitan los servicios de esta cooperativa para trabajar con sus alumnos. Una vez finaliza el curso, optan por el campamento, donde el trabajo continúa en plena naturaleza pero sin perder el rumbo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios