Vivir

La luz y el color de la primavera en una muestra

  • La autora del cartel de la Exhibición de Enganches de este año exhibe su obra en la calle Francos

Bajo el título de Abril en colores, la artista Andrea Galindo inauguró esta semana una exposición individual con una colección de 28 pinturas que reflejan la luz y el color especial que tiene Sevilla en primavera, a través de dos de sus fiestas más importantes: los Toros y la Feria de Abril.

La muestra -que podrá visitarse hasta el próximo 26 de mayo en la renovada Puerta Catedral Art Gallery (C/ Francos 24, 1ª planta)- reúne un total de 28 obras realizadas entre 2017 y 2018 con distintos formatos y procedimientos artísticos.

En esta exposición, la mujer flamenca ocupa un lugar destacado, una fuente de inspiración para la artista que la invita a descubrir y plasmar la esencia de la primavera en Sevilla. "Una ciudad que se transforma en esta época con sus naranjos en flor, el colorido de los parques, el gran bullicio en las calles y la emoción que se vive por la llegada de las fiestas…", apunta Andrea.

El arte de los toros es otro de los temas que aborda en esta muestra. Procedente de una familia muy aficionada a la fiesta nacional, Galindo siempre se sintió más atraída por la estética de los toros que por la faena en sí. "Cuando entras en la plaza, la atmósfera cambia", afirma. Las posturas, los movimientos de los toreros, su vestimenta, la fuerza que trasmiten los toros, los colores o los sonidos de las plazas hicieron a la artista interesarse por este género desde sus inicios y plasmarlo en muchas de sus obras.

La fuerza del color -siempre vivos y puros-, la gestualidad de los trazos y la expresividad, basado en un estilo pictórico figurativo poco realista, con toques impresionistas fruto de instantáneas llenas de dinamismo son la impronta personal de Galindo.

En cuanto a la técnica, la artista suele declinarse por la mixta, mezclando procedimientos y priorizando el uso de la espátula frente al pincel. Entre las obras que se exhiben en esta exposición, destacan las tintas y los acrílicos, mezclados con pastel o sobre tabla.

Desde su pequeño estudio en el corazón de Triana, Andrea Galindo desarrolla su actividad pictórica como una necesidad vital de expresarse y de profundizar en su yo interior. "La pintura me permite liberar mis sentimientos y mis emociones de manera espontánea e inmediata", destaca la artista. A lo que añade: "Cuando empiezo una obra, el resultado de mis cuadros es incierto, ya que todo lo hago de una manera muy intuitiva. Por eso la pintura me hace sentir más libre".

Precisamente, esa forma intuitiva que tiene de pintar es lo que ha llevado a la artista a comenzar este año a impartir clases de pintura en su estudio, algo que le permite reflexionar más sobre la pintura en general y la suya en particular, así como trasmitir esa pasión y ese amor por la pintura a grupos muy reducidos de alumnos, a los que hace un seguimiento personal.

Madrileña de nacimiento y sevillana de adopción, Andrea Galindo se licenció en Económicas en la Universidad de Madrid en 1997, lo que le permitió trabajar en banca desde 1999 hasta 2014. Compatibilizándolo con este trabajo, realizó sus estudios de Bellas Artes en la Universidad de Sevilla de 2004 a 2009 para dedicarse profesionalmente a la pintura, su verdadera vocación.

Desde 2015, la pintora ha llevado sus cuadros por ciudades como Madrid, Salamanca o Valencia, pero no sería hasta el año pasado cuando por vez primera presentó una exposición individual en Sevilla, Tardes de Luces, una muestra que gozó de gran aceptación por parte del público sevillano.

2018 ha empezado bien para la artista, resultando la ganadora del concurso de carteles para la XXXIII Exhibición de Enganches de Sevilla con la obra Luciendo, una imagen con mucha fuerza donde el protagonista es un caballo blanco en primer plano con guarniciones a la inglesa, sobre fondo rojo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios