El nuevo mercado de abastos tendrá espacios de ocio, terraza y parking

  • El alcalde ha visitado esta nueva estructura, que estará terminada en cuatro meses y tiene capacidad para 32 puestos.

El nuevo mercado de abastos en el antiguo edificio de Sevillana, en plena construcción, estará listo en unos cuatro meses y contará con dos plantas que albergarán un total de 32 puestos, además de espacios de ocio, terraza y parking subterráneo.

El alcalde de Alcalá, Antonio Gutiérrez Limones, el delegado de Servicios Urbanos, Juan Antonio Burgos, y la responsable de Comercio, Eva Cristina Hortelano, quienes han comprobado el ritmo de unas obras que están a punto de finalizar y que según ha asegurado el encargado del proyecto de la obra, Juan Hurtado, “han contando con algunas complicaciones por estar, en parte, en un espacio histórico que ha necesitado trabajos específicos de rehabilitación para preservar la estructura”.

Concretamente se trata del edificio de la planta baja, la nave que ocupó en su día las oficinas de Sevillana-Endesa, y que cuenta con una estructura arquitectónica industrial de una nave de principios del siglo XX, al que se la ha unido un espacio de nueva construcción junto un vestíbulo.

Con un código de colores que rompe los espacios, en la planta baja, que tiene 794 metros cuadrados, estarán ubicados 25 puestos, entre ellos los destinados a la carne, ultramarinos (ambos con tonos anaranjados), a las verduras y varios (con puestos que llevan las paredes en tonos verdes).

Esta planta cuenta con un vestíbulo que se crea con una cubierta ligera, con lucernarias a lo largo de los dos edificios principales y fachadas acristaladas en los laterales que permiten la entrada de luz.

Con 307 metros cuadrados, la planta alta, a la que se accede por escaleras mecánicas, tendrá 7 puestos que se han construido con paredes en tonos azules destinados al pescado.

En la visita, los responsables municipales han comprobado cómo están conformados los puestos, que son independientes unos de otros y cada cual lleva su toma de agua, de electricidad y su cámara correspondiente que tendrá que ubicar y adquirir cada dueño del puesto.

Otra de las ventajas del nuevo edificio se encuentra en el sótano, lugar en el que se ubica la zona de carga y descarga con entrada y salida hacia Plaza Don Paulino, y en el que también se ha construido un almacén para cada puesto, un montacarga que comunica con las dos plantas superiores, los aseos y vestuarios del personal del mercado.

El presupuesto de la obra es de 2,1 millones de euros. Según la delegada municipal de Comercio, Eva Cristina Hortelano, “con la actuación conjunta de Mercado, edificio comercial y aparcamiento facilitamos a los alcalareños la resolución de los servicios establecidos potenciando además la recuperación del centro comercial histórico de la ciudad y el comercio tradicional, creándose un flujo de actividad en el entorno que benefica al comerciante y al ciudadano”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios