Una Andalucía más envejecida perderá población a partir de 2040

  • La comunidad contará en el horizonte de 2050 con dos personas en edad de trabajar por cada mayor de 65 años

Andalucía se prepara para superar la cifra de nueve millones de habitantes en el plazo de dos décadas (hoy roza los ocho millones). La comunidad alcanzará entonces su techo de población para, a partir de 2040, comenzar a perder residentes y quedar, en el plazo de 2070 en alrededor de 8,5 millones de ciudadanos. Es el escenario más plausible esbozado por el Instituto de Estadística de Andalucía (IEA) en su Proyección de la Población de Andalucía 2006-2070, que ayer presentó. El problema principal de la sociedad en las próximas décadas será el envejecimiento, que comenzará a ser más visible desde 2015. Una vez el siglo XXI supere su primera mitad, en 2050, el 30 por ciento de los andaluces tendrá más de 65 años. Hoy ese porcentaje es del 14,7 por ciento. En el mismo periodo, el número de menores de 16 años descenderá del 17,7 por ciento actual al 14,8. En 40 años el panorama se complicará, y mucho. Si hoy hay 4,6 personas activas por mayor de 65 años en 2050 se registrarán 1,9 activos por jubilado. Andalucía sigue así la tendencia que se da en toda la UE.

"El grupo de personas de más de 80 años es el que más crecerá en el futuro. Este dato debe preocupar porque es precisamente la población más susceptible de perder su autonomía personal", destacó Juan Antonio Fernández Cordón, director del IEA. Los distintos escenarios con el que ha trabajado el instituto indican que los octogenarios podrían suponer hasta un 9,8 por ciento de la población en el periodo de cuatro décadas.

De mantenerse los bajos datos de nacimientos, parece claro que la comunidad comenzará a perder población en un plazo medio. Actualmente, las andaluzas en edad fértil tienen 1,4 hijos. El IEA estima que, siendo optimistas, este índice puede llegar a 1,86 hijos por mujer en 2025, aunque la hipótesis más probable es que sea de 1,63. El dato queda más cerca del considerado umbral de muy baja fecundidad que del "nivel de remplazo": dos hijos por mujer.

La inmigración se ha convertido así en el principal factor de rejuvenecimiento de la población andaluza de los próximos años. Una tendencia que podría tener su freno a partir de 2010, cuando comience a detectarse un leve descenso en los flujos migratorios. Si no hubiera más aportes de inmigrantes, con los datos de mortalidad y fecundidad de hoy, la comunidad autónoma entraría en un declive de población a partir de 2014 que llevaría a tener 5,2 millones de habitantes en 2070.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios