El Ayuntamiento de Granada defiende el monolito franquista

  • Acatará la resolución judicial que ordene su derribo, pero dice tener documentos e informes técnicos que avalan su calidad

Comentarios 2

El Ayuntamiento de Granada anunció ayer que acatará la resolución judicial del recurso interpuesto por la Abogacía del Estado sobre el monumento a Primo de Rivera ubicado en una céntrica plaza de la capital, pero realizó una serie de puntualizaciones. Entre ellas, que el Consistorio guarda en su haber, y también está en el juzgado, el documento que valida la calidad artística del monolito y que sería el único resquicio por el que podría permanecer.

El alcalde en funciones, Vicente Aguilera explicó que en el pleno de febrero el equipo de gobierno adjuntó al acta las argumentaciones para votar en contra de la moción que pedía la retirada del monumento, aunque "respetamos la decisión del abogado del Estado". El alcalde dejó claro que no se van a enfrentar a la justicia y acatarán la resolución.

En cualquier caso, Aguilera añadió que el gabinete jurídico del Ayuntamiento ya ha entregado al juez todos los documentos e informes técnicos que avalan la calidad artística del monumento y que son los que se esgrimieron en el pleno para desestimar la moción que presentaron IU y PSOE, sobre el monolito dedicado al fundador de la Falange. "Me remito a lo que se debatió en pleno, que no fue ningún capricho, porque tenemos informes técnicos que avalan su calidad", señaló Aguilera.

El de la Abogacía del Estado no es el único recurso contra el acuerdo del pleno de febrero, ya que la Asociación Granadina para la Recuperación de la Memoria Histórica (AGRMH) ya planteó otros dos, admitidos a trámite en el Juzgado de los Contencioso Administrativo 1 de Granada, que habrá de dirimir también si el citado acuerdo contraviene el artículo 15 de la Ley de Memoria Histórica, por el que se insta a las administraciones públicas a la retirada de los símbolos o insignias que hagan exaltación de la sublevación militar, de la Guerra Civil o de la represión franquista.

Fueron escritores e intelectuales los que alzaron en primer lugar su voz contra el monolito instalado en 1972 en pleno centro de Granada, entre ellos, autores como Luis García Montero, José Carlos Rosales, Álvaro Salvador, Juan Vida, Daniel Rodríguez Moya o Javier Bozalongo, que editaron de su bolsillo el libro de poemas Un árbol en lugar de una estatua. Los promotores de la iniciativa sostienen que la estatua, obra de Francisco López Burgos, lejos de ser un homenaje a una persona concreta, constituye un homenaje a una ideología.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios