Encuentran ADN de un desconocido en la ropa de la niña asesinada en Almería

  • El informe de Toxicología confirma la presencia de material genético de Jonathan Moya, principal sospechoso del crimen.

El Instituto de Toxicología de Sevilla ha encontrado restos de ADN de una persona no identificada en la ropa de la niña de 16 meses natural de La Palma del Condado (Huelva), secuestrada y asesinada en Almería el pasado mes de diciembre. Juana Tarifa, la abogada de Raúl R.F., en prisión provisional como supuesto encubridor del secuestro y muerte de la niña, ha explicado que esa es una de las conclusiones de un informe que fue entregado el pasado viernes a los letrados personados en la causa.

Asimismo, la letrada ha indicado que si bien dicho informe confirma la presencia de ADN de Jonathan Moya González, principal sospechoso del crimen, no se han encontrado restos de Raúl R.F. en la ropa de la niña. Tarifa ha explicado que el ADN encontrado por el Instituto de Toxicología de Sevilla ha sido cotejado únicamente con las muestras de Jonathan Moya y Raúl R.F.

La abogada ha presentado un escrito en el Juzgado de Instrucción número 2 de Almería para solicitar que se cotejen estos restos con muestras de la madre de la niña, Gema María Cuerda, y del resto de personas que han sido llamadas a declarar por el juez. Entre dichas personas se encuentran la ex novia, padres y tíos de Jonathan Moya, un empleado del cortijo en el que fue detenido, así como la novia de Raúl R.F. El juez ha imputado a la tía de Jonathan Moya, Consolación M.J., a raíz de la declaración que el principal acusado hizo el pasado martes en la Ciudad de la Justicia de Almería. En el auto se indica que hay "indicios razonables" de la participación en el delito de esta mujer, que habría tenido conocimiento de la situación del acusado y la niña fallecida.

El magistrado Jesús Miguel Hernández Columna ha citado a declarar a la tía de Jonathan Moya en calidad imputada este martes. Ese mismo día, además, ha sido emplazada para declarar como denunciante Gema María Cuerda.

Jonathan Moya, principal acusado por estos hechos, fue detenido el pasado 27 de diciembre en un cortijo de su familia en Abrucena (Almería), donde trataba de ocultarse, una semana después del rapto de la menor, cuyo cadáver fue encontrado posteriormente en una balsa de agua cercana. La madre de la pequeña, natural de La Palma del Condado (Huelva), mantenía una relación con Jonathan y se había trasladado a Almería para pasar unos días cuando se produjo el secuestro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios