Gibraltar responde a la Junta que la ley decidirá sobre el 'New Flame'

  • Aparecen nuevos residuos en las playas de Algeciras, pero la colonia insiste en que no se trata de fuel del chatarrero · El Foro Tripartito abordará mecanismos para la cooperación medioambiental

El ministro principal de Gibraltar, Peter Caruana, anunció ayer que en un plazo de diez días se iniciarán los trabajos de desmantelamiento del carguero de chatarra New Flame,que se encuentra encallado en la bahía de Algeciras desde el pasado mes de agosto. Se trata del nuevo plazo que ha dado la colonia tras mantener ayer, en la localidad malagueña de Mijas, una reunión Caruana con el secretario de Estado de Asuntos Exteriores español, Bernardino León. Mientras, los operarios retiraron ayer nuevos residuos de las playas de Getares y El Rinconcillo, aunque de menos entidad y menor tamaño que en días anteriores. Aun así, se decidió no volver a activar el Plan Territorial de Emergencias ante la disminución de los residuos recogidos.

Caruana afirmó que en las próximas semanas se verá una "actividad importante" sobre el New Flame y estimó que, salvo que se sufrieran temporales durante todo el invierno, la operación podría finalizar a finales del mes de marzo o en abril.

En relación a los vertidos aparecidos en los últimos días en las playas algecireñas, Caruana aceptó que hayan salido del buque, siempre y cuando sean de lubricante y "en cantidades pequeñas", pero reiteró que es "imposible" que procedan del carguero si son de otro tipo de material. La Junta mantiene que se trata de fuel y anunció que iniciará acciones legales contra el Gobierno gribraltareño por este suceso.

Sobre la amenaza de una denuncia desde del Ejecutivo andaluz, Caruana sostuvo que existen leyes europeas sobre compensaciones por polución que determinan que si hay responsabilidad, los causantes tienen que afrontar los gastos. "Si ha salido del New Flame, afrontaremos las responsabilidades que caigan, y, si no es así, otros lo tendrán que hacer", indicó. "La adjudicación de responsabilidades es un tema técnico y jurídico", añadió el gobernante gibraltareño.

El Gobierno de la colonia ha solicitado a las autoridades portuarias de Algeciras una muestra del carburante hallado en las playas de la localidad, para someterlo a pruebas científicas y establecer si proceden realmente del buque chatarrero o no.

Caruana reconoció que se trata de un "incidente serio" pero destacó que la operación se está llevando a cabo por las empresas de salvamento y consultoras en la materia más importantes del mundo y, por eso, dijo no poder aceptar "que se hable de falta de medios en el asunto".

Bernardino León adelantó que el Gobierno español y el de Gibraltar pedirán conjuntamente al Reino Unido una reunión del Foro de Diálogo sobre el Peñón que se centre especialmente en los asuntos relacionados con el medio ambiente. La intención del Ejecutivo español es que de esta reunión salgan "mecanismos conjuntos para la gestión de los temas medioambientales". Aun así, Bernardino León no precisó fechas sobre este encuentro que, consideró, "podría producirse en las próximas semanas".

Antes de que se iniciara esta reunión, el presidente andaluz, Manuel Chaves, volvió a acusar al Gobierno de Gibraltar de actuar con "desidia" en la operación de rescate de este buque que lleva encallado en aguas gibraltareñas desde el pasado agosto. Chaves manifestó que la "responsabilidad única, total y exclusiva" de lo que está ocurriendo en relación con el carguero es del Ejecutivo de Gibraltar, que "no sólo no ha actuado, sino que tampoco ha dejado que actuemos ni el Gobierno de España ni la Junta de Andalucía, a pesar de nuestra total disposición a colaborar". El presidente confió en que en la reunión se produjera un planteamiento exigente de que el barco se "retire inmediatamente de las aguas y que se resuelva definitivamente el problema" y que se le reclamara al Gobierno gibraltareño toda la información que de momento no ha facilitado sobre el estado del buque y su carga.

Bernardino León sostuvo que en el encuentro transmitió a Caruana la "preocupación" del Gobierno y de la Junta por la situación del barco y la posibilidad de que pueda producirse alguna consecuencia para el medio ambiente, por lo que deseó lograr una solución en el plazo más breve posible de la amenaza que pueda suponer el chatarrero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios