El Gobierno mantendrá el refuerzo policial en el Campo de Gibraltar seis meses más

  • El Ejecutivo afirma que "ya se nota" la presencia de 80 agentes de élite de Guardia Civil y Policía

El Gobierno tiene previsto mantener al menos seis meses los refuerzos policiales de élite que ha trasladado a la comarca para la lucha contra el narcotráfico. El pasado 12 de marzo llegaron 80 efectivos del Grupo de Acción Rápida de la Guardia Civil, así como miembros de la Unidad de Intervención Rápida de la Policía Nacional cuya presencia "ya se nota", explicó ayer el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, quien explicó que que "todos los días y a todas horas hay detenidos, aprehensiones o operaciones".

Sanz se mostró convencido de que el Estado de Derecho "gana, está ganando y ganará" la batalla contra el narcotráfico en el Campo de Gibraltar. Especialmente se refirió a La Línea, donde el Gobierno piensa librar hasta el final una guerra que, según sus palabras, "vamos a dar por tierra, mar y aire" y en la que "cada uno pagará". El delegado resaltó la "unidad" de las administraciones contra el narcotráfico.

Sanz recordó que el Consejo de Ministros aprobará en las próximas semanas un real decreto para prohibir las conocidas como "narcolanchas". No obstante, solicitó a la ciudadanía "confianza" en los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y que les dejen "actuar", frente a quienes publican comentarios en las redes sociales criticando sus actuaciones. "La sensación en La Línea de la Concepción es que se está restableciendo la situación de control, aunque esto no quiere decir que no lo sigan intentando", afirmó el delegado.

Entre otras cuestiones, Sanz explicó que cada día los narcotraficantes "son más agresivos", incluso con "ataques o atropellos" a agentes, demostrando "una agresividad mayor" entre las propias bandas. "La situación es compleja pero la reacción está siendo eficaz", insistió.

Por último, mostró su confianza en la Guardia Civil y la Policía Local y precisó que el problema en La Línea es también "económico, social, educativo y de vivienda", valorando en este sentido las medidas anunciadas por la Junta, como un plan de formación ocupacional y el aumento del personal de intervención social en las zonas más conflictivas. "La Línea necesita soluciones globales", concluyó el delegado del Gobierno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios