Hallados en Almonte un hombre y su hija muertos por arma blanca

  • La Policía sospecha que el padre mató a la niña, de 8 años, y después se suicidó

Una niña de 8 años de edad y su padre, M.A.D., aparecieron ayer muertos y con heridas de arma blanca en el domicilio del hombre de 39 años en la calle Ballestares de Almonte (Huelva), un suceso que conmocionaba al pueblo y que en la noche de ayer presentaba aún numerosos interrogantes. Al cierre de esta edición los cuerpos de ambos aún no habían sido levantados a la espera de la llegada de nuevos especialistas de Madrid.

La primera hipótesis, sobre la que empezaron a trabajar los cuerpos de seguridad, era que la menor pudo haber sido asesinada por su propio padre con la misma arma que posteriormente habría utilizado este para suicidarse. La niña pasaba el fin de semana con su progenitor, separado de su madre desde hacía escaso tiempo.

Los cuerpos fueron encontrados sobre las 14:30, hora en la que la Jefatura de la Policía Local de Almonte recibía una llamada alertando de una incidencia en la calle Ballestares. Fue uno de los abuelos de la niña el que descubrió lo ocurrido y dio la voz de alarma. La Policía Local daba entonces aviso a las autoridades competentes y se iniciaba la investigación.

A partir de ahí la Policía Judicial realizaba las primeras pesquisas en colaboración con la juez del Juzgado Número 1 de la Palma del Condado, su secretaria, el forense de guardia y el equipo de laboratorio de la Guardia Civil.

Hasta la vivienda iban llegando distintos familiares de la menor. Un equipo de psicólogos estaba ya preparado para atender en primer lugar al padre del fallecido y después a la madre de la pequeña en el centro de salud de la localidad. Las dos familias, destrozadas por lo ocurrido y por la hipótesis de que el padre hubiese asesinado a la hija.

Tras las pruebas periciales, la juez decretaba el secreto de sumario. No se descarta que los cuerpos pudieran llevar sin vida desde el mismo domingo e incluso el sábado por la noche, fecha en la que algunos vecinos apuntan que el hombre podría haber recogido a la pequeña. Este no había acudido a su trabajo, la pequeña tampoco habría ido al colegio.

El coordinador de la Policía Local de Almonte, Diego Espina, explicaba ayer que el fallecido y su familia son "personas del pueblo, conocidas" y que "aparentemente no tenían ningún problema", por lo que, destacó, en Almonte todos están "consternados". Tras no querer dar detalles sobre lo sucedido puesto que "hay que dejar trabajar a los profesionales", Espina pidió "cautela" por "respeto" a las familias ante este suceso e incidió en que "al no ser muertes naturales, deben ser investigadas", llamando a no dar por hecho que el padre matase a su hija para después suicidarse.

Nada más conocerse la trágica noticia el Ayuntamiento ponía a disposición de los familiares "todos los recursos institucionales" y el equipo de psicólogos del Centro de Servicios Sociales María Zambrano.

El alcalde, José Antonio Domínguez, suspendió el Pleno convocado por la tarde y decretaba dos días de luto, en los que las banderas ondearan a media asta. El colegio público El Lince, donde estudiaba la niña, suspenderá las clases hoy a mediodía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios