La Junta cumplirá "de sobra" el objetivo del déficit sin hacer recortes

  • El portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Ángel Vázquez, explica que a la comunidad "le basta con aplicar el presupuesto aprobado" porque ahora hay más margen". La deuda andaluza alcanzó el 0,19% en febrero.

El Gobierno andaluz se ha reafirmado este martes en que no llevará a cabo nuevos recortes, una posición que cuenta con el "aval" de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, pues la Junta elaboró unos presupuestos "realistas" que le permitirán cumplir "de sobra" el objetivo de déficit. 

El portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Ángel Vázquez, ha hecho estas manifestaciones, en la conferencia de prensa posterior al Consejo de Gobierno, al ser preguntado sobre la posición de la Junta ante la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) del próximo jueves. 

"La Autoridad Independiente Fiscal ha dicho que Andalucía no va a tener que hacer ningún tipo de recorte, le basta con aplicar el presupuesto aprobado", ha recalcado Vázquez, que ha agregado que la posición de la Junta sigue siendo la misma que inicialmente, cuando se asignó a las comunidades autónomas un objetivo de déficit del 0,3 % para este año. 

"Nuestra posición sigue siendo la misma ahora, que tenemos un margen mayor del 0,7 por ciento", ha señalado en referencia a la posible flexibilización del objetivo de déficit, una cuestión que se abordará en la reunión del próximo jueves. Ha señalado, en este sentido, que en Andalucía "no iba a haber recortes y ahora mucho menos porque hay más margen". 

"No lo dice el Gobierno andaluz, sino que tenemos el respaldo de la Autoridad Independiente, que dice que con la simple aplicación de los presupuestos cumpliríamos de sobra el objetivo fijado y ahora ampliado", ha insistido. 

Según Vázquez, Andalucía ha cumplido "razonablemente" en los últimos años y lo hará en el 2016 porque a diferencia del Gobierno de la nación, la Junta hizo un presupuesto "realista, ajustado a las previsiones de ingresos", mientras que el Gobierno central hizo "un presupuesto de propaganda pensando en las elecciones del 20 de diciembre". 

"Iremos a la reunión manteniendo esa posición porque el aumento del margen de déficit nos da un colchón para cumplir de sobra, un año más, el objetivo de déficit", ha subrayado Vázquez, que ha agregado: "Nuestra posición política se ve reforzada por nuestra buena gestión presupuestaria y eso lo sabe, a la perfección, el Ministerio de Hacienda". 

El déficit andaluz alcanzó el 0,19% del PIB en febrero

El déficit andaluz se situó en febrero de 2016 en el 0,19 por ciento del PIB, por encima del 0,12 por ciento en el que estaba en el mismo mes del año pasado, según datos hechos públicos este martes por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, que también señalan que Andalucía ha aumentado su déficit un 70 por ciento pasando de 170 millones de euros en febrero de 2015 a 289 millones de euros de déficit en marzo de 2016. 

Hasta finales del mes de febrero el déficit de las comunidades autónomas registran de un saldo negativo de 1.275 millones, 365 millones más que en el mismo mes del año anterior. En términos de PIB, la ratio de déficit del subsector se sitúa en el 0,11 por ciento, 0,03 puntos más que la registrada en 2015. 

El Ministerio ha recordado que en 2015 las comunidades autónomas recibieron anticipos a cuenta del sistema de financiación por importe de 895 millones, mientras que en febrero de 2016 han recibido anticipos por valor de 381 millones; si se descuenta este efecto en ambos periodos, el déficit en 2016 sería de 1.656 millones, inferior al de 2015 en un 8,3 por ciento con 1.805 millones. 

El déficit consolidado de las administraciones públicas (excepto los ayuntamientos) ha alcanzado en febrero los 12.684 millones de euros, el equivalente al 1,13 por ciento del PIB. Descontadas las ayudas a la banca (239 millones), este saldo se reduce a 12.445 millones, el 1,11 por ciento del PIB, frente al 0,92 por ciento de febrero de 2015, según datos del Ministerio de Hacienda. 

No obstante, el Estado registró un déficit del 0,78 por ciento del PIB al cierre del primer trimestre, 0,41 puntos porcentuales por debajo del registrado en el mes anterior (1,19 por ciento). Además, en comparación con el mismo periodo de 2016 (0,99 por ciento), el déficit de ha reducido en 0,21 puntos del PIB. 

El departamento que dirige Cristóbal Montoro explica que los resultados de los dos primeros meses del año están afectados por el menor superávit del Fondo de Garantía de Depósitos, ya que a partir del 1 de enero de 2016, las entidades de crédito deben realizar las aportaciones al Fondo Único de Resolución Europeo (FUR). 

La Administración central registró un déficit de 12.625 millones de euros hasta febrero, una vez excluida la ayuda financiera. En términos de PIB, equivale al 1,12 por ciento. Más en detalle, el déficit del Estado ascendió a 12.435 millones (1,19 por ciento), frente al 0,04 por ciento del PIB en el mismo periodo de 2015. 

Por su parte, los organismos de la Administración Central registraron a finales de febrero un superávit de 571 millones, frente al saldo positivo de 1.226 millones en el mismo mes de 2015.

La Seguridad Social arranca con menos supeávit

Al mismo tiempo, los Fondos de la Seguridad Social han registrado un superávit de 1.455 millones, equivalente al 0,13 por ciento de PIB y 0,07 puntos porcentuales menos que en el mismo mes de 2015. 

Esta situación es resultado del superávit del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) de 180 millones de euros, frente al de 655 millones en el mismo periodo de 2015, por el descenso de las transferencias recibidas del Estado para financiar las prestaciones por desempleo. 

El sistema de la Seguridad Social registró un superávit de 1.303 millones de euros, equivalente al 0,12 por ciento del PIB, frente al 0,14 por ciento registrado en febrero de 2015. Por último, el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa), ha registrado un déficit de 28 millones, frente al superávit de 31 millones de febrero de 2015.

El déficit de las CCAA aumenta

Las comunidades autónomas registraron un saldo negativo de 1.275 millones, 265 millones más que en el mismo mes del año anterior. En términos de PIB, la ratio de déficit de este subsector se sitúa en el 0,11 por ciento, unas tres centésimas más que la registrada en 2015. 

Hacienda destaca que las comunidades autónomas recibieron en 2015 anticipos a cuenta del sistema de financiación por importe de 895 millones, mientras que en febrero de 2016 han recibido anticipos por valor de 381 millones, con lo que, si se descuenta este efecto en ambos periodos, el déficit en 2016 sería de 1.656 millones, inferior al de 2015 en un 8,3 por ciento, con 1.805 millones.

El déficit del Estado se reduce

Considerando todo el primer trimestre, el Estado registró un déficit de 8.760 millones de euros, un 18,2 por ciento menos que en el mismo trimestre del año anterior y el equivalente al 0,78 por ciento del PIB. 

El saldo primario, que excluye los intereses devengados, alcanzó en el primer trimestre del año los 1.763 millones de euros, con un descenso respecto a 2015 del 46,8 por ciento. 

Esta mejoría se debe íntegramente al descenso del déficit del Estado, ya que los intereses devengados se han reducido en un 5,4 por ciento respecto a marzo de 2015. 

Por otro lado, los ingresos del estado alcanzaron los 42.207 millones de euros en el primer trimestre del año, solo un 0,2 por ciento menos que hace un año. Los ingresos fiscales, impuestos y cotizaciones, con 39.300 millones, han caído un 1,7 por ciento debido, fundamentalmente, al descenso de la recaudación de los impuestos, que han pasado de 38.152 millones en 2017 a 37.486 millones en 2016. 

La recaudación de los impuestos sobre la producción aumenta un 5,9 por ciento respecto al primer trimestre de 2015, mientras que los ingresos procedentes de los impuestos corrientes sobre la renta y el patrimonio, donde se recogen los ingresos del Impuesto de Sociedades y el IRPF, han caído en el primer trimestre de 2016 un 13,6 por ciento. 

Se reducen, por su parte, los ingresos por IRPF en un 2,7 por ciento, por las menores aportaciones del trabajo y del capital. Estos descensos se han compensado en parte con los mayores ingresos por el Impuesto de la Renta de los no residentes, que han pasado del 239 millones en 2015 a 539 millones en 2016. 

Por el lado de los gastos no financieros, el Estado ha empleado 50.967 millones de euros hasta marzo, cifra un 3,8 por ciento superior a la del mismo periodo de 2015, con un descenso generalizado en las principales rúbricas. Así, los gastos corrientes han caído un 4,6 por ciento interanual debido al descenso de las transferencias corrientes entre las administraciones, que han caído un 2,7 por ciento, hasta los 29.320 millones, por el descenso de las destinadas al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) para financiar las prestaciones por desempleo. Por el contrario, aumentan más de 200 millones las destinadas a las comunidades autónomas. 

Desciende también el gasto en remuneración de asalariados (-3,7 por ciento), los consumos intermedios (-6,5 por ciento) y los intereses devengados (-5,4 por ciento), mientras que aumentan las transferencias sociales en especie (+5,7 por ciento), por el crecimiento del gasto en las pensiones de clases pasivas. 

Los gastos de capital han crecido un 26,7 por ciento, fundamentalmente por el aumento de la formación bruta de capital fijo, con un gasto de 1.161 millones de euros, un 20,2 por ciento más que en 2015, como consecuencia de las inversiones del plan de modernización de las Fuerzas Armadas. 

Por su parte, las transferencias de capital entre administraciones han descendido un 42,9 por ciento debido a que el año pasado se habían transferido al Instituto para la Diversificacion y Ahorro de la Energía (IDAE), dentro del Plan PIVE, 175 millones sin correspondencia en el año en curso.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios