La Junta reduce el reparto de ordenadores y sus dueños serán los centros, no los alumnos

  • Educación limita de manera drástica por los recortes la cifra de portátiles a distribuir en las autas.

Comentarios 30

La Consejería de Educación dio a conocer ayer la alternativa de la Administración autonómica al reparto de un ordenador portátil por cada alumno de quinto de Primaria a segundo de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), medida suprimida por razones presupuestarias. La consejera de Educación, Mar Moreno, concretó que la Junta distribuirá 27.500 portátiles entre los centros andaluces, lo que supone un tercio de los 90.000 repartidos hasta ahora. La otra gran novedad es que los portátiles se adscribirán a los centros educativos y no a los alumnos, para que sean los mismos los que los gestionen.

Moreno explicó que la supresión por parte del Gobierno central de las ayudas para proceder al reparto de portátiles entre el alumnado hace inviable que la Junta pueda asumir en solitario la iniciativa. Esta estrategia nació al amparo de las medidas comenzadas en 2003 para el impulso de la Sociedad de la Comunicación en Andalucía y concretada en 2009 con el programa Escuela TIC 2.0, que supuso la "digitalización" de las aulas, con elementos como pizarras digitales y videoproyectores, además de los mencionados ordenadores y la formación tecnológica del profesorado.

La consejera recordó que la comunidad autónoma andaluza invirtió de 2003 a 2009 315 millones en nuevas tecnologías y otros 59 millones de 2009 a 2012, ya en un sistema de cofinanciación con el Estado. Ahora, la falta de financiación estatal hace "imposible" que la Administración andaluza, en un momento como el actual, pueda gestionar "en solitario" estas ayudas, toda vez que la Junta ha invertido para la presente campaña en el profesorado y el mantenimiento de la ratio de alumnos en las aulas. Con todo, Moreno explicó que se ha decidido llevar a cabo un programa de transición hasta que se defina un modelo económico "estable". Entre finales del presente mes y principios de noviembre comenzará la distribución de 1.829 paquetes destinados a otros tantos centros educativos públicos que imparten quinto de Primaria (a día de hoy, los alumnos de sexto a segundo de ESO mantienen los que ya se les proporcionó en su momento), con un total de 27.500 portátiles. Frente al sistema vigente hasta ahora, en que a cada alumno se le dotaba con un portátil para uso exclusivo, la idea es que los propios colegios adquieran ahora la propiedad de estos equipamientos para prestarlos. La inversión pasa de 22 a cinco millones anuales consignados en los presupuestos actuales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios