Lesmes ensalza a Córdoba como "cuna de excelentes juristas y jueces"

  • El presidente del Supremo y del CGPJ impone a Félix Degayón la cruz de San Raimundo de Peñafort

"Córdoba es cuna de excelentes juristas y jueces". El diagnóstico es del presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, que presidió ayer en la capital cordobesa el acto de imposición de la Cruz de San Raimundo de Peñafort al magistrado de la Audiencia Provincial Félix Degayón. Lesmes hizo este elogio de la judicatura cordobesa después de que en el actual mandato del CGPJ, que se inició en 2013, se hayan nombrado 12 magistrados del Tribunal Supremo, de los que tres proceden de Córdoba.

El reconocimiento a Degayón está más que justificado. Personaliza lo que en palabras de Lesmes caracteriza a la administración de justicia, que "no será su buena organización, su dotación de medios, pero sí la calidad de las personas que prestan el servicio porque son personas con excelencia moral, intelectual y competencia técnica".

Emocionado, Degayón pronunció un discurso en el que repasó todos los años de su carrera. Trayectoria que, aunque parezca extraño, comenzó cuando tenía solamente 17 años. A partir de aquí comenzó el magistrado un relato de todos sus años en la administración de Justicia que comenzaron gracias a su tío, al que todo el mundo conocía como "superagente". Cuando en febrero de 1977 quedó vacante una plaza en el Juzgado de Instrucción número uno de Córdoba, Degayón la ocupó y más adelante entraría en la universidad y comenzaría a prepararse unas oposiciones. De todo ello, recordó, se lleva el "agradecimiento" a todos los profesores y alumnos que le permitieron compaginar el trabajo y la carrera, una carrera que le llevaría años más tarde a Hinojosa del Duque, Montilla, Ceuta, Málaga o Madrid.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios