Marbella quiere revisar más de un centenar de concesiones de la era GIL

  • El Consejo Consultivo tendrá que dictaminar sobre la legalidad de las actuaciones municipales

Las prácticas que se impusieron durante la era GIL en el Ayuntamiento de Marbella siguen dando quebraderos de cabeza a los actuales mandatarios. Prueba de ello es que la alcaldesa del Consistorio marbellí, Ángeles Muñoz (PP), quiere revisar más de un centenar de concesiones irregulares que consintieron las distintas corporaciones gilistas, y que entienden han supuesto un grave perjuicio económico para el Ayuntamiento.

De momento, los servicios jurídicos tienen sobre la mesa un total de 21 expedientes de revisión de oficio de concesiones que, supuestamente, se saltaron todos los trámites que marca la legislación o que pagan un canon ridículo, según explica el portavoz del equipo de gobierno, Félix Romero.

Todas estas revisiones, que han sido recomendadas por el Tribunal de Cuentas en el último informe de fiscalización que realizó sobre los años 2002-2006, han de ser supervisadas por el Consejo Consultivo de Andalucía, que dictaminará si los procedimientos iniciados se ajustan a la Ley.

La revisión de todas esas concesiones, además de servir para poner orden al desaguisado de los últimos 15 años, contribuirá a percibir noptables ingresos a las arcas municipales, debido a que en la actualidad algunas empresas sólo pagan un canon "simbólico" por hacerse cargo de servicios municipales que dejan pingües beneficios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios