Andalucía

El PSOE-A defiende la autonomía andaluza y amaga con otro 28-F

  • Mario Jiménez asegura en la Interparlamentaria de los socialistas andaluces que si el Gobierno no cambia de estrategia habrá "pobreza, recesión y fractura social".

Comentarios 2

Apenas unos días después de que el proceso congresual regional y provincial del PSOE andaluz arrojara una clara victoria de los griñanistas, salvo en la provincia de Jaén, donde Gaspar Zarrías y los suyos mantienen un importante reducto crítico, el vicesecretario general del PSOE-A, Mario Jiménez, convocó ayer en Madrid a la Interparlamentaria Socialista Andaluza en el Congreso de los Diputados para crear el "primer frente de diputados y senadores" contra un Gobierno del PP que amenazó de facto a Andalucía con la intervención y que planteó un modelo de liquidez a las comunidades autónomas que va en la misma dirección. Arropado por el coordinador de la Interparlamentaria Socialista Andaluza, Miguel Ángel Heredia (nuevo hombre fuerte de todo el entramado parlamentario); el secretario regional de Organización, Juan Cornejo; la secretaria de Política Institucional, Verónica Pérez; el portavoz del Grupo Socialista en el Parlamento andaluz, Francisco Álvarez de la Chica, y el vicepresidente cuarto de la Cámara Baja, Javier Barrero, Jiménez inauguró, de camino, el endurecimiento de la tarea de oposición aprobado anteayer por la propia Ejecutiva federal tras el último ajuste del Ejecutivo popular y después de un Consejo de Política Fiscal y Financiera en sintonía con el mismo.

El político onubense fijo la principal prioridad para los diputados y senadores andaluces: "Espero que el Gobierno de España no vacíe la Constitución española y hurte a las comunidades autónomas su capacidad política y su autogobierno. Cuando lo ha hecho, se encontró con el 28-F. Si hace falta otro, que no dude nadie que el pueblo andaluz no va consentir que nadie juegue ni con su autonomía ni con su autogobierno".

En esta comparecencia, aparte de cargar abiertamente contra lo que considera un ataque de los populares contra el Título VIII de la Constitución, advirtió sobre el peligro de provocar por este camino una "gran fractura de convivencia". El nuevo número dos del PSOE-A marcó diferencias de "talante y actitud" entre Rajoy y Griñán. Por eso, mientras que al primero le atribuyó directamente un paquete de medidas "antisociales e inhumanas" tomadas sin diálogo y desde la soberbia, al segundo lo elogió por una agenda de reuniones, celebradas ayer, con sindicatos y empresarios para escuchar y recabar la "aportación responsable de todo el mundo" en esta situación de grave crisis económica. Y, sobre todo, por haber tendido la mano al propio presidente del Gobierno para alcanzar acuerdos políticos en esta coyuntura.

Jiménez advirtió que si el Gobierno de Rajoy no cambia de estrategia, las medidas que está tomando el Ejecutivo central sólo traerán "pobreza, recesión económica y fractura social", y no dudó en acusarle de gobernar de manera absolutista basándose en una mayoría parlamentaria que no se corresponde con el creciente malestar que hay en la calle.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios