Planas negocia el proyecto del gasoducto en Doñana con Gas Natural y los ecologistas

  • Una vez que la Junta ha devuelto el plan a Madrid, el consejero de Medio Ambiente anuncia reuniones con las partes esta semana

Una vez que la Junta ha iniciado los trámites para paralizar el gasoducto de Doñana por las dudas sobre el impacto medioambiental en el subsuelo del parque, el consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Luis Planas, confirmó ayer que se sentará con ambas partes. Así, esta semana recibirá tanto a Gas Natural, empresa solicitante del proyecto de extracción y almacenamiento de gas en Doñana, como a colectivos ecologistas con el objetivo de analizar la iniciativa, para la que la Junta propone una "reevaluación" al devolver el expediente al departamento dirigido por Arias Cañete argumentando que éste debe completar la evaluación del impacto ambiental con un análisis del efecto que causarán sobre el espacio natural los tres proyectos en los que está dividido el plan energético.

Planas recordó que en enero fueron publicadas las declaraciones de impacto ambiental de tres proyectos, relativos a las zonas de Marismas Orientales, Saladillos y Aznalcázar, que forman parte de la iniciativa global. Desde ese momento, según explicó, se evalúa para determinar en qué modo estos proyectos pueden corresponder a una unidad e "impactar" con la preservación del medio ambiental "en un lugar emblemático como Doñana, cuya conservación es prioridad de la Junta".

Aunque IU valora de forma positiva el "parón" al que se enfrenta ahora la tramitación del polémico proyecto, el coordinador provincial en Huelva, Pedro Jiménez, señaló ayer que la Junta debe rechazarlo de forma definitiva "por su fondo y no por su forma".

Jiménez señaló que su partido "está haciendo fuerza en el Gobierno andaluz, en Europa y en todas las instituciones donde tiene presencia" para paralizar un proyecto que tampoco ve con buenos ojos el Club de Doñana, formado por ex miembros del Patronato.

El coordinador de este colectivo, Jesús Vozmediano, señaló ayer que la actuación de la Junta es una "maniobra de distracción", con el propósito de "ganar tiempo", ya que su intervención obedece a una cuestión "provisional", cuando "tenía que haber dicho que en absoluto podría hacerse".

El presidente provincial del PP, Manuel Andrés González, pidió a IU y PSOE que "no den más bandazos con respecto al gasoducto de Doñana". "Se le dio el visto bueno con todos los informes favorables y desde el PP siempre hemos dicho que se compatibilice el desarrollo con la premisa de la preservación del medio ambiente", afirmó ayer. Los alcaldes de Almonte, Bollullos Par del Condado y Lucena del Puerto -José Antonio Domínguez (PP) y los independientes Francisco Díaz y Manuel Mora- coincidieron en calificar como "una puesta en escena" la decisión de la Junta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios