La Policía detiene a la madre del niño ahogado por intentar suicidarse con él

  • La Subdelegación afirma que los testigos apuntan a la intencionalidad de la progenitora. El abogado de la mujer dice que se halla en "estado de shock" y no puede contar lo sucedido.

Comentarios 18

El Cuerpo Nacional de Policía ha detenido a la madre del niño de 4 años que en la noche del viernes falleció ahogado en aguas del Guadalquivir después de cobrar fuerza la hipótesis de que la mujer se arrojó al río con el menor para intentar suicidarse con él, según informó la Comisaría. Las mismas fuentes detallaron que la progenitora se encuentra custodiada por agentes en un centro hospitalario y aclararon que la detención se produce para "hacer efectivas todas sus garantías procesales", pues será la autoridad judicial quien tenga la última decisión sobre una posible imputación cuando reciba las diligencias realizadas. 

El suceso se produjo alrededor de las 22:30 del viernes. La investigación apuntaba inicialmente a que el niño, de modo accidental, pudo caer al cauce desde el puente de Miraflores y su madre se lanzó a continuación para rescatarlo, pero las "gestiones" y los "indicios" recabados posteriormente por los agentes apuntaron más directamente a un proceso de autólisis. El subdelegado del Gobierno, Juan José Primo Jurado, se refirió a testimonios de personas que hablan de un "intento intencionado" de la madre. Primo Jurado, que solicitó tratar el asunto con "exquisita sensibilidad" al ser una "tragedia humana terrible", quiso dejar claro que "tampoco se descartan otras hipótesis", pese a que "los principales indicios" se dirigen en la línea anteriormente señalada. 

La madre del menor, de 49 años, fue rescatada con vida junto al puente de San Rafael con síntomas de hipotermia alrededor de las 23:45. El subdelegado explicó que "los testimonios recogidos" coinciden en explicar que la madre y el menor se habrían precipitado de manera "inmediata" al río a la altura del citado puente de Miraflores, en un momento en que la zona está muy concurrida de viandantes. Primo Jurado, que destacó la "rapidez" con la que la Policía actuó para rescatar ambos cuerpos, asumió que se trata de un suceso "profundamente doloroso". 

La Policía intentó tomar declaración a la mujer en el centro hospitalario en presencia de su abogado, nombrado por el turno de oficio. El letrado, Raúl Arroyo, dijo que la progenitora "no se encuentra en condiciones de explicar lo ocurrido", pues su estado de salud "no es óptimo". La madre se encuentra "en estado de shock", con "gran ansiedad y estrés", por lo que "la veracidad de lo declarado es relativa". En el estado de "duelo" en que se halla, en ocasiones asume lo que ha pasado y otras veces no sabe qué ha ocurrido. La progenitora explicó, en primer lugar, que se trató de un accidente y que ella se tiró al agua tras el pequeño, pero luego fue incapaz de detallar cómo se desarrolló el suceso. 

"Repite una y otra vez que dónde se encuentra su hijo, que no puede estar muerto y que quiere que se lo traigan", con momentos "de lucidez" en los que pide acudir al tanatorio para velar el cadáver. "No asume lo que ha pasado y difícilmente puede decir algo coherente después de haber sufrido un acontecimiento tan terrible", subrayó el abogado. 

Arroyo insistió en que la investigación se encuentra en su "fase cero" y pidió tiempo para aclarar lo ocurrido en la noche del viernes. "Ahora mismo sólo está en situación de recibir palabras de consuelo", insistió. El Cuerpo Nacional de Policía dijo que a lo largo del día de hoy remitirá las diligencias al juzgado de guardia para que adopte una decisión, mientras que el abogado calculó que hasta que no pasen "24 ó 48 horas" la mujer no se encontrará en condiciones de detallar lo acontecido. 

El suceso causó una gran consternación en la ciudad. La Subdelegación del Gobierno informó de que el cadáver del niño se encuentra en el Instituto Anatómico Forense, donde permanecerá al menos hasta mañana lunes. La familia residía en el barrio de Ciudad Jardín. Ninguna fuente oficial pudo confirmar si la mujer sufre algún problema psiquiátrico, aunque ha trascendido que los agentes encontraron entre sus pertenencias tabletas de fármacos utilizados para este tipo de problemas.

"No pudimos cumplir con  nuestro trabajo al cien por cien"

Sus nombres son Daniel Sánchez Dueñas y Juan Pedro Ruiz Plata y no hay otra palabra que los defina sino héroes. Ambos se lanzaron al Guadalquivir para salvar la vida de madre e hijo, pero sólo lograron realizar con éxito la mitad de su labor. "Nos faltó poder rescatar al pequeño", dijeron con tristeza. Explicaron que no temieron por sus vidas y que se arrojaron a la altura del Hesperia. Primero lo hizo David y luego Juan Pedro, que no son compañeros de patrulla pero a los que ha unido el destino. Reconocieron que hallaron a la madre muy desorientada, lo que les llevó incluso a dudar de lo que les decía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios