El hospital Reina Sofía de Córdoba niega que haya muerte por 'klebsiella' en sus instalaciones

Comentarios 1

Después de tres días de silencio, el Hospital Reina Sofía habló ayer para negar la mayor, como es que se haya producido muerte alguna por la bacteria klebsiella en sus instalaciones. Es la postura del complejo después de conocerse la muerte por esta causa de una joven la semana pasada tras estar ingresada en la Unidad de Hematología en aislamiento debido a su condición de inmunodeprimida. La víctima compartía habitación con otra mujer que también dio positivo en infección por la bacteria.

En un comunicado, el hospital aseguró que la bacteria no está detrás de las muertes que se han registrado hasta ahora, a pesar de que el asunto incluso se ha judicializado ya tras la denuncia de varios afectados y la intervención de la Fiscalía, que está investigando. El Reina Sofía apuntó que "hasta el momento se ha podido comprobar que ninguno de los fallecimientos producidos está relacionado con la infección por klebsiella". No obstante, las fuentes consultadas por este periódico han insistido en que la joven que murió la semana pasada tenía esta bacteria, no estaba aislada y compartía habitación con otra paciente también con klebsiella.

El Reina Sofía no sólo niega esa relación entre las muertes y la bacteria, sino que asegura que es un problema que procede del exterior. "La mayoría de los pacientes ingresados en el hospital colonizados con la bacteria llegaron con ella antes de su hospitalización", ya que se trata de un germen que se encuentra presente en la flora intestinal de pacientes sanos.

El centro lanzó un mensaje de calma -"la situación está controlada y no hay brote de klebsiella en estos momentos"- pero admite que "tenemos identificados a pacientes portadores de la bacteria y eso lo sabemos por lo estrictos que somos con los estudios a los pacientes en las zonas más sensibles".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios