Andalucía

La UCO asegura que Lanzas cobró una comisión del 15% a una empresa

  • El conseguidor de los ERE se lucró con la ayuda conseguida para Samec, según la Guardia Civil

Juan Lanzas acude a declarar a la Audiencia de Sevilla. Juan Lanzas acude a declarar a la Audiencia de Sevilla.

Juan Lanzas acude a declarar a la Audiencia de Sevilla. / belén vargas

Un sargento de la UCO de la Guardia Civil que instruyó los atestados sobre las ayudas de la Junta a las empresas Gres de Vilches y Manufactura del Corcho (Samec) declaró ayer en el juicio del caso de los ERE que a lo largo de su investigación constataron que Juan Lanzas cobró el 15% de la ayuda conseguida para la empresa Samec.

El sargento fue el segundo testigo que compareció en el juicio de la "pieza política" del caso ERE contra 22 ex altos cargos de la Junta acusados de prevaricación y malversación por crear o mantener un "procedimiento específico" con el que durante una década el Gobierno andaluz repartió 850 millones en ayudas sociolaborales y a empresas en crisis, según la Fiscalía, de forma arbitraria y eludiendo los controles administrativos.

A preguntas del fiscal, el agente explicó que tanto Samec como Gres de Vilches recibieron ayudas sociolaborales de la Junta para prejubilar a trabajadores en el marco de sendos ERE y en el caso de Gres de Vilches recibió además tres ayudas de empresa.

En la investigación, el administrador de Samec declaró que un conocido de Lanzas "le ofreció la posibilidad de que la Junta financiara pólizas de prejubilación" de trabajadores de su empresa "siempre que fuera a través de Lanzas" y a partir de ahí fue el ex sindicalista quien realizó todos los trámites.

Según el agente, se pudo constatar que Samec hizo "un contrato de colaboración con Lanzas, que había conseguido que la ayuda llegara a la empresa, y ese contrato consistía en que él hacía todos los trámites y se le cedía el 15 % de la ayuda a la empresa", lo que suponía "unos 500.000 euros".

En el caso de Gres de Vilches, las declaraciones de los administraciones revelaron que la empresa conoció la posibilidad de acceder a este tipo de ayudas "a través del señor Bordallo de Vitalia".

El investigador de la Benemérita señaló que en los ERE de ambas empresas se identificaron prejubilados que no habían trabajado en las mismas (los llamados "intrusos"). Del estudio de la documentación sobre las ayudas se desprende que no había solicitud ni resolución de concesión ni comprobación de los requisitos de los beneficiarios, según su declaración.

El fiscal le preguntó al agente de la Guardia Civil si vio órdenes de pago de las ayudas firmadas por el ex director de Trabajo Juan Márquez con el visto bueno del ex viceconsejero de Empleo Agustín Barberá y el investigador respondió que sí en el caso de Gres de Vilches.

Su interrogatorio fue mucho más breve que el del jefe del grupo de delincuencia económica de la UCO, que estuvo respondiendo a las preguntas de las acusaciones y las defensas el lunes y el martes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios