Una anciana de 77 años fallece en el incendio de su casa en Jerez

  • Los Bomberos sospechan que un calentador eléctrico prendió una mesa camilla

María Vargas, una anciana de 77 años, falleció en la madrugada de ayer, asfixiada y quemada, en la vivienda unifamiliar de la barriada jerezana de Picadueña Alta donde residía con su hermana y su cuñado, a causa de un fuego que se produjo, al parecer, por el incendio provocado , según los Bomberos, por un calentador de barras que se encontraba cerca de la mesa camilla del salón.

La víctima se encontraba en ese momento en el piso de arriba en compañía de su hermana Isabel y se desvaneció en el rellano de la escalera a causa del humo, a metro y medio escaso de la puerta de salida. Su hermana, de 71, consiguió alcanzar la salida y se encuentra, con quemaduras en el 20 por ciento de su cuerpo, ingresada en la UCI del hospital Virgen del Rocío de Sevilla al cierre de esta edición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios