Una anciana resulta herida a causa del derrumbe del techo de una vivienda de Algeciras

  • La inquilina, de 88 años, es trasladada al hospital Punta Europa tras verse sorprendida por el suceso cuando se encontraba con su pareja · Los peritos municipales inspeccionarán el estado del inmueble

Una familia de la barriada de La Juliana fue sorprendida ayer por la mañana al desprenderse parte del techo de su vivienda unifamiliar en el calle Juanito Villar. Los efectivos de Bomberos tuvieron que intervenir en el suceso que acabó provocándole heridas leves a una mujer, teniendo que ser por tanto atendida in situ por los medios sanitarios.

Los efectivos del Consorcio de Bomberos de la Provincia de Cádiz del Parque de Algeciras intervinieron para reconocer la vivienda tras el desprendimiento del techo. En el inmueble, que consta de dos plantas, se resintió el techo de la habitación principal situada en la planta baja. Según las fuentes oficiales en el momento de producirse el suceso se encontraban en su interior el matrimonio inquilino de la vivienda.

A causa del derrumbe la mujer, de 88 años, sufrió heridas de levedad que le conllevaron algunos rasguños y hematomas, por esta razón tuvo que ser trasladada al Hospital Punta Europa de Algeciras para ser reconocida de forma preventiva, según informaron fuentes de Emergencias 112.

Las dos habitaciones afectadas -la de la parte baja y la de la primera planta- quedaron precintadas como medida preventiva, a la espera de que técnicos municipales evalúen el estado de la vivienda afectada.

El servicio de Bomberos comenzó a las 10:38 horas. Hasta el lugar se desplazaron siete efectivos con tres vehículos. En un principio se solicitó el posible rescate de personas, que podían haber quedado atrapadas por el derrumbe, pero al poco de salir el servicio los Bomberos fue informado de que los inquilinos se encontraban fuera de la vivienda y que, por tanto, no era necesario un rescate. Cuando llegaron al lugar del suceso el matrimonio se encontraba ya en el exterior.

Con herramientas de mano se saneó el techo en aquellas partes donde existía riesgo de producirse nuevos desprendimientos. Las habitaciones en cuestión quedaron precintadas como medida de prevención, a la espera de que peritos municipales inspeccionen el estado de la vivienda.

En cualquier caso, y pese a lo aparatoso de lo sucedido, todo quedó en un susto que sólo ha dejado pérdidas materiales, de modo que los inquilinos no tuvieron que lamentar más daños, aunque debe evaluarse las causas de dicho desprendimiento.

En la intervención se utilizó un vehículo de rescate, una autobomba urbana pesada y una autobomba urbana ligera. A su vez, los bomberos emplearon herramientas de mano. La actuación fue solicitada a la sala de Emergencias del 085 por un particular. El trabajo comenzó a las 10:38 horas y terminó a las 12:06 horas, con la entrada de los vehículos en el parque. Además de Bomberos, intervinieron agentes de la Policía Local y efectivos del 061 para atender al matrimonio mayor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios