La juez argentina que investiga los crímenes del franquismo subraya el "miedo a declarar"

  • María Servini destaca en una visita a Sevilla que los familiares de las víctimas "a veces omiten nombres"

Comentarios 2

La juez argentina María Servini, que investiga los crímenes del franquismo en España, destacó ayer el "miedo" y el "terror" que tienen los familiares de las víctimas a declarar, lo que le está haciendo "muy dura y difícil" su labor. Tras reunirse con el vicepresidente de la Junta, Diego Valderas, la juez comentó que los declarantes "a veces quieren omitir hechos, nombres y circunstancias que les parecen demasiados graves y no las quieran decir".

"Nos cuesta porque es muy duro, porque se emocionan, lloran; son gente joven, nietos que se han puesto a llorar y eso que no han conocido a los abuelos", señaló la magistrada.

En la provincia de Sevilla, la juez ha tomado declaración a tres personas y hoy tiene previsto viajar al cementerio de Málaga, donde está una de las mayores fosas comunes del franquismo. La juez, a la que acompaña el fiscal argentino Ramiro González, precisó que toma declaración en España a gente mayor que está enferma y que no pueden declarar por videoconferencia ni desplazarse a un consulado.

Desde que llegó a España el 18 de mayo, la juez ha estado en el País Vasco y en Andalucía y está previsto que se desplace a Madrid. Servini dijo que no entra en sus planes volver a España a tomar declaraciones para la causa que investiga, que ahora también está impulsada por el ministerio público argentino, y que ya cuenta con más de 48 tomos de 200 folios cada uno.

Asimismo Servini apuntó que hasta ahora los jueces se han comportado con ella "excelentemente". El fiscal Ramiro González, descendiente de sevillanos de Estepa, mostró su satisfacción por las pruebas recogidas en España ay aplaudió el anteproyecto de Memoria Democrática que impulsa el Parlamento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios