Un niño ataca a su madre en Granada con una cuchilla porque se quedó sin internet

  • Perdió la conexión cuando jugaba en red y agredió a su progenitora al no poderle ésta ayudar

Perdió la conexión a internet cuando jugaba en red, pidió a su madre que lo ayudara, ella no pudo hacerlo porque además tenía que marcharse, él perdió los nervios y le clavó a su madre una cuchilla en la mano. Tiene 14 años.

Un juzgado de menores de Granada ha decretado el ingreso cautelar del adolescente, que declaró el jueves ante el juez. Éste decretó como medida cautelar su internamiento en un centro desde seis meses hasta otros tres más prorrogables. Durante este periodo se examinará al chico por si pudiera tener, entre otros, algún problema vinculado a la adicción con las nuevas tecnologías y ofrecerle así un tratamiento adecuado, ya que cada vez es más frecuente entre los adolescentes.

El menor, de 14 años, que será internado en un centro, será tratado por su adicción a la red

Los hechos ocurrieron el pasado miércoles, cuando se produjo una avería en Internet. El menor pidió a la madre que le ayudase a restablecer la conexión, pero ésta no pudo y al decirle que se tenía que ir el joven, que "dedica muchas horas a los juegos en red, perdió el control", según fuentes cercanas al caso, y le clavó una cuchilla en la mano.

Poco después, el menor fue puesto a disposición de la Fiscalía de Menores y declaró acompañado de su madre. En ese momento se vino abajo y se mostró arrepentido porque se dio cuenta de lo que había hecho, pero tanto el juez como el Ministerio Público consideraron que lo mejor para el agresor y la víctima era el internamiento terapéutico para examinarlo y ofrecerle los cuidados especializados que necesite.

Los casos de adicciones a las nuevas tecnologías y sus consecuencias han dejado de ser infrecuentes en los juzgados de menores de Granada, desde donde se hace un llamamiento a los padres para que escondan este tipo de comportamientos de sus hijos, los controlen y pidan ayuda si es necesario. Hace un par de años otro menor pegó una paliza a su madre ciega y le rompió la nariz por quitarle el ordenador, después de que llevara tres meses prácticamente sin dormir enganchado a un juego en red.

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, subrayó que hay que analizar este caso "desde el punto de vista de las adicciones a los móviles o internet", que generan "una ansiedad similar a la de otras sustancias o cualquier droga".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios