Un atracador asesina a puñaladas al dependiente de un bazar chino en San Roque

  • El ladrón aprovechó que no había clientes en la tienda para robar y se ensañó con la víctima al resistirse a entregarle la recaudación

Un hombre de unos 50 años y de nacionalidad china murió ayer en el Bazar Super Cien del polígono industrial de Campamento, en San Roque, tras recibir numerosas puñaladas durante un atraco. El ladrón, que se ensañó con el dependiente, huyó tras herir a una mujer, que permanece en observación en el Hospital del SAS de La Línea, aunque su estado no reviste gravedad.

La Guardia Civil estableció un dispositivo de búsqueda por Campamento, Puente Mayorga, San Roque y La Línea. Mientras mantiene el secreto de sumario. Los agentes buscan a un hombre que al parecer tiene alrededor de 35 años, es alto, delgado y con antecedentes policiales.

Los hechos ocurrieron en torno a las 10:30 según informó el servicio de Emergencias 112, que avisó a la Guardia Civil, Policía Local de La Línea y San Roque, y los servicios sanitarios y funerarios. Según fuentes de la investigación, el atracador entró en el establecimiento provisto de un arma blanca con el objetivo de llevarse la recaudación de la caja. El dependiente se resistió y recibió un gran número de puñaladas en el rostro y el cuerpo que le causaron la muerte. El atracador aprovechó un momento en el que no había clientes en el interior en la tienda. La mujer de unos 40 años, cuñada del fallecido, según explicó posteriormente otra trabajadora del comercio, también fue herida con el mismo arma y presentaba cortes en la cuello, según se informó desde el Área de Gestión Sanitaria del Campo de Gibraltar.

El suceso causó un gran revuelo y conmoción en las puertas del establecimiento por el amplio dispositivo policial replegado en la zona. Hasta el lugar se desplazaron numerosos familiares del fallecido, a los que la Policía Local no dejó entrar en el local.

Al lado del bazar, uno de los trabajadores de una nave de materiales de construcción indicó que pudieron enterarse de lo que ocurrió porque existen varias paredes entre ambas naves. A la hora en la que se produjeron los hechos apenas había personas por las inmediaciones, tan sólo los trabajadores de otras naves en calles más alejadas. El dispositivo policial se mantuvo hasta casi las 14:00, momento en el que se produjo el levantamiento del cadáver y su posterior traslado por los servicios funerarios.

La Guardia Civil mantiene abierta la operación y durante toda la mañana hasta siete vehículos policiales rastreaban las calles de La Línea. Los agentes recogieron muestras en el lugar y los vídeos de las cámaras de seguridad para supervisar las imágenes grabadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios