La comisión de los cursos cerrará el 19 de septiembre sin más comparecencias

  • PSOE, C's e IU votan en contra de seguir con la investigación como pedían PP y Podemos. La Cámara deberá aprobar las conclusiones.

Comentarios 1

No hubo sorpresas en la última reunión de la comisión parlamentaria de los cursos de formación. Los diputados de PSOE, Ciudadanos (C's) e IU rechazaron aprobar una segunda ronda de comparecencias que prolongue la investigación del supuesto fraude en las ayudas concedidas por la Junta desde 2002.

Según el acuerdo logrado ayer por mayoría, la comisión seguirá analizando la documentación que tiene a su disposición en el Parlamento y las intervenciones de los 66 comparecientes que fueron interrogados por los diputados. El próximo 19 de septiembre será la fecha límite para finalizar esta fase de la comisión y el día en el que los grupos deberán presentar sus conclusiones finales.

Posteriormente, el Pleno del Parlamento deberá aprobar el dictamen que tiene por objetivo depurar las responsabilidades políticas del supuesto fraude, investigado también en sede judicial. Este Pleno de la Cámara está previsto que se celebre a finales de octubre si los trabajos van a buen ritmo.

PP y Podemos habían solicitado continuar con la toma de declaraciones. Los de la formación morada tenían intención de llamar a alumnos y formadores para contrastar la información ofrecida por los técnicos, ex dirigentes y actuales responsables del Gobierno andaluz durante los últimos cinco meses.

El diputado de Podemos Juan Ignacio Moreno Yagüe insistió en que sólo habían recibido un tercio de la información solicitada a la Junta y que su partido prevé reunirse con aquellos que se sienten afectados, alumnos y profesores, por el desarrollo irregular de los cursos al margen de la comisión.

Los populares querían ir aún más lejos y llamar de nuevo a ciertos comparecientes que ya habían pasado por la comisión, a pesar de que ya existía un acuerdo de evitar esta posibilidad. En el PP tenían especial interés en volver a interrogar a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, a la que acusan de no haber sido franca en su comparecencia. En su intervención, Susana Díaz tuvo que defenderse de los ataques de la diputada Teresa Ruiz Sillero, quien aludió permanentemente a la presencia de su marido como trabajador en varios expedientes de ayudas a los cursos organizados por UGT. Fue entonces cuando la presidenta de la Junta dijo: "Sí, me he casado con un tieso", mientras mostraba que las nóminas de su pareja no superaban los mil euros.

Tras dicha comparecencia, el PP ha denunciado en varias ocasiones que ha localizado a más personas cercanas a Díaz que tenían empleo gracias a la concesión de estas ayudas. "El PSOE y su socio Ciudadanos han decidido cerrar la comisión en el peor momento político de Susana Díaz y de su entramado familiar. Mientras más documentación ha enviado la Junta, más aumentado la red clientelar del PSOE y el clan de los tiesos", afirmó Ruiz Sillero tras conocerse la decisión de la comisión ayer.

El diputado del PSOE Rodrigo Sánchez, por el contrario, se mostró satisfecho con que la investigación concluya en este periodo de sesiones como estaba previsto inicialmente porque "hay material suficiente" para elaborar las conclusiones.

El parlamentario socialista adelantó la visión de su partido sobre lo acaecido desde el pasado mes de octubre cuando arrancó el órgano de investigación. "Hay conclusiones muy evidentes como que no hay ninguna trama, que hay un procedimiento supervisado por la Intervención y que el sistema ha funcionado".

El líder de IU, Antonio Maíllo, cree que está claro que hubo "descontrol" por culpa del diseño de los procedimientos de selección, asignación y fiscalización, y que la "responsabilidad es del Consejo de Gobierno".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios