La compañía 'Titan Salvage' cortará en dos el 'New Flame' a finales de mes

  • Desde el 24 de diciembre la empresa ha llevado a cabo el control de las vías de agua abiertas en la sala de máquinas y en la unidad de habitáculos a causa del temporal registrado antes de Navidad.

Comentarios 0

La empresa de salvamento 'Titan Salvage' cortará en dos el buque 'New Flame' a finales de este mes, con el fin de facilitar las labores de rescate de la embarcación, encallada en aguas gibraltareñas desde el 12 de agosto pasado.

Así lo ha anunciado esta tarde el supervisor de las tareas de rescate de la compañía, Dan Schwall, en una rueda de prensa en la que ha comparecido junto al ministro principal de Gibraltar, Peter Caruana.

Schwall ha informado de la agenda prevista para la ejecución de las actuaciones de salvamento, si bien ha matizado que los días en los que no se pueda trabajar por causas climatológicas no se computarán a estos efectos.

Desde el 24 de diciembre la empresa ha llevado a cabo el control de las vías de agua abiertas en la sala de máquinas y en la unidad de habitáculos a causa del temporal registrado antes de Navidad.

Se han desarrollado otras actuaciones, consistentes en la instalación de sistemas de bombeo de emergencia, en la recuperación de la flotabilidad en la bodega de carga número 5 y en los tanques de lastre.

También se han instalado dos tensores 'Titán' en la popa del barco y se han fijado dos anclas de diez toneladas conectadas a los tensores y una cadena cortante en el lugar del barco en el que está previsto efectuar el corte.

Los trabajos para cortar el barco se prolongarán durante tres días y, cuando se realice el corte, serán necesarios dos días más para estabilizar la sección de popa y atracarla en el lugar de anclaje autorizado.

'Titan Salvage' estima que sus operarios tardarán entre tres y cuatro meses desde la retirada de la sección de popa en extraer la sección de proa y la carga del barco.

La empresa ha situado en las inmediaciones del 'New Flame' el remolcador de salvamento primario 'Warrior', una gran plataforma para operaciones de corte, un remolcador asistente versátil para operaciones de salvamento 'Mistral' y un navío de apoyo de inmersión, que servirá de base para el equipo de salvamento y para las operaciones de buceo.

Tanto Schwall como Caruana han incidido en el refuerzo de los dispositivos para actuar en el caso de posibles vertidos, aunque han asegurado que los tanques de fuel están vaciados por completo y que en el caso de que se produzcan vertidos procederían de cantidades residuales en los espacios sometidos a bombeo.

Los responsables del proyecto no han descartado la posibilidad de que aparezcan manchas de aceite cuando se ejecute el corte, por lo que instalarán un dispositivo que resuelva cualquier fuga.

Así, el equipo de salvamento prevé utilizar dispersantes de petróleo, tubos de succión y flotadores de contención en el caso de que se produzcan escapes.

Caruana ha añadido que la Autoridad Portuaria Bahía de Algeciras y el Gobierno español fueron informados de los pormenores del proyecto a primera hora de la mañana, y se ha comprometido a notificar cualquier fuga a las autoridades españolas para que también puedan desplegar sus efectivos si fuera necesario.

En cuanto al coste del rescate del 'New Flame', Caruana se ha limitado a recordar que lo invertido hasta la fecha supera los 10 millones de dólares.

Respecto a la labor de 'Titan Salvage', Caruana ha señalado que se ha establecido con éste «un contrato multimillonario, de quizás decenas de millones», aunque ha preferido «no hablar» por el momento sobre esta cuestión.

más noticias de ANDALUCÍA Ir a la sección Andalucía »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios