Nueve detenidos por maltrato animal en reñideros de gallos

  • La Guardia Civil interviene en clubes de la provincia y comprueba la muerte de tres aves y la mutilación en otra veintena

Comentarios 20

"La raza no se aprende, se lleva en la sangre". Así dice la leyenda que preside la entrada a uno de los clubes de peleas de gallos donde la Guardia Civil ha detenido a nueve personas por maltrato animal. Lo malo de la sangre es que es muy escandalosa, y lo peor es que muchos de esos amantes de lo rojo no tienen en cuenta el sufrimiento necesario para teñir una afición un tanto brutal por mucho que se justifique con la búsqueda de la pureza de la raza. Porque, más allá de las apuestas y la venta ilegal de entradas a los garitos, más allá del dinero que se mueve en la provincia con las peleas de gallos, cabe preguntarse si nadie vuelve la cara cuando ve a un animal sin ojos, con la piel desgarrada hasta el hueso, enloquecido por la crueldad de la pelea. Y si todo vale por el simple hecho de apelar a la raza, a la bravura alada, pues entonces algo falla en esta sociedad cada vez más violenta y que maneja una doble moral muy perniciosa.

Bajo la denominación de Operación Espolón la Guardia Civil detuvo a nueve personas como presuntos autores de un delito de maltrato animal, todo ello en una jornada de inspecciones en reñideros de gallos desarrollada en las localidades de Sanlúcar de Barrameda, Trebujena, La Barca de la Florida y El Cuervo, donde los agentes estuvieron asistidos por un facultativo del Colegio de Veterinarios de Cádiz, para dejar constancia de las gravísimas lesiones que presentaban los animales y que habían causado la muerte de tres de ellos.

Durante las inspecciones los agentes debían comprobar que se cumplían las normas que la Junta de Andalucía establece como requisitos para la realización de estas tientas, ya que las peleas de gallos están prohibidas salvo aquellas de selección de cría para la mejora de la raza, que se deben realizar en locales debidamente autorizados con la sola y única asistencia de sus socios, sin presencia de menores, prohibiendo las apuestas, el cobro de entradas y el consumo de bebidas alcohólicas.

La Guardia Civil pudo comprobar como los animales eran cruelmente maltratados, hallando tres de ellos ya muertos y otros 25 con diversas mutilaciones, siendo constatados mediante los correspondientes informes emitidos por un veterinario, y en los que se reflejaban las graves lesiones sufridas,  por lo que se procedió a la detención de nueve personas como presuntos responsables de sendos delitos de maltrato animal. Las detenciones se produjeron en las peñas gallísticas de El Cuervo, Sanlucar y  Trebujena.

Igualmente, fueron detectadas en dichos establecimientos numerosas irregularidades en cuanto a la celebración de apuestas, publicidad no permitida del evento, hallazgo de medicamentos de uso veterinario, cobro de entrada, acceso a las instalaciones de personas que no eran socios, presencia de menores, utilización de espolones artificiales y consumo de bebidas alcohólicas.

Se formularon numerosas actas por diversas infracciones en materia de seguridad ciudadana, por consumo de estupefacientes, posesión de armas u objetos peligrosos y por obstrucción a la labor inspectora.

El total de denuncias formuladas asciende a 210, las cuales han sido remitidas a las autoridades competentes por infracciones en materia de apuestas, maltrato de animales, permitir la entrada de no socios, cobro de entradas, carecer de seguro obligatorio, consumir bebidas alcohólicas y dar publicidad al evento mediante carteles anunciadores.

Es de destacar que los agentes invitaban a los presentes a continuar con las tientas que se celebraban mientras ellos realizaban la inspección, cosa que en todos los casos no se realizó, ya que parece ser que, sin mediar el interés económico, la mejora de la raza deja de tener interés para los aficionados. 

Cabe hacer especial  mención a la colaboración del Ilustre Colegio de Veterinarios de Cádiz, con la aportación de personal técnico indispensable para dejar constancia facultada del carácter de las lesiones que presentaban los animales y que iban más allá de la simple tienta para mejora de la raza.

La Guardia Civil ha conseguido abundante material gráfico y de video que en algunos casos, por su crudeza, puede herir la sensibilidad de muchas personas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios