Los ex directores de Empleo niegan "irregularidades" en los cursos

  • El PP asegura que la unanimidad de los comparecientes responde a una "estrategia del PSOE"

El ex director general de Empleabilidad y Formación Profesional Manuel Brenes Rivas y la ex directora general de Formación Profesional para el Empleo María José Lara González coincidieron ayer en desmentir la existencia de "irregularidades" en los cursos de formación subvencionados por la Junta desde 2002.

También fue muy similar su defensa ante la comisión parlamentaria que investiga estos hechos. Ambos aseguraron que estuvieron muy poco tiempo en sus cargos. El primero estuvo diez meses y la segunda, ocho. Lara González llegó a mostrar su extrañeza por llevar más tiempo siendo investigada judicialmente, que el que pasó al frente de su dirección general.

Brenes Rivas, que anteriormente había sido delegado de Educación, aseguró que sólo le dio tiempo de "calentar el sillón y poco más". Pero que, de todos modos, tiene "la conciencia muy tranquila y no he cometido ninguna irregularidad". Sobre el posible mal uso del dinero destinado a consorcios de fomento del empleo, como el CIO Mijas, Brenes Rivas dijo "que no sabía que se iba a gastar mal" y que en el caso de que así hubiera ocurrido, la responsabilidad sería de los gerentes de estos entes públicos. Aunque descartó tajamente que le hubieran dado instrucciones para facilitar alguna irregularidad. "No lo hubiera permitido", sentenció.

Lara González, por su parte, afirmó que los jefes de servicio y técnicos a su cargo "actuaron siempre con la mayor legalidad" y que ella se limitó a "continuar con los procedimientos anteriores". Además, añadió que "si hubo algún fallo o error administrativo no lo sé, pero me creí las políticas activas para el empleo y las defendí con toda la honradez".

Lara González decidió, como la mayoría de sus compañeros que han comparecido en jornadas precedentes, no contestar a las preguntas de los comisionados. Brenes Rivas sí respondió a las cuestiones que le plantearon. " Vengo con la voluntad de colaborar y aclarar en lo que pueda mi breve paso por la dirección general, pues es mi deber como ciudadano colaborar con este Parlamento, institución que me merece el máximo respeto y que me la creo", aseguró en una declaración muy alejada de lo vivido en días anteriores, en los que incluso el ex delegado de Empleo de Sevilla, Antonio Rivas, se marchó sin atender a los comisionados.

Esta actitud general de los cargos políticos en el Gobierno andaluz ante el órgano parlamentario fue atribuida por el PP "a una estrategia del PSOE". Una acusación a la que el diputado socialista Rodrigo Sánchez Haro respondió con un frase sacada del refranero: "Piensa el ladrón que todos son de su condición".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios