desayuno de redacción: cómo y por qué promover la diversidad en la empresa

La diversidad eleva la productividad y la competitividad de las empresas

  • Tanto las administraciones públicas como el sector privado expresan un interés común por la necesidad de mejorar la concienciación en todos los ámbitos

Las empresas que apuestan por la diversidad son más competitivas y rentables a la par que elevan su productividad al lograr un mayor alineamiento de la plantilla con los objetivos de la compañía. Ésta es una de las principales conclusiones alcanzadas en el Desayuno de Redacción Cómo y por qué promover la diversidad en la empresa, organizado por el Grupo Joly con el patrocinio de Telefónica, y que contó con la participación de la consejera de Igualdad y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, María José Sánchez Rubio; María Jesús Almazor, consejera delegada de Telefónica España; Francisco Arteaga, director general de Endesa en Andalucía y Extremadura; Jerónimo Vílchez, director del Territorio Sur de Telefónica España; Rocío Valenzuela, product manager de HRider; y Francisco López, director territorial de Inserta en Andalucía.

El debate, moderado por Magdalena Trillo, directora de Granada Hoy, se centró en la necesidad de que las empresas "sean un reflejo de la sociedad", tal y como apuntó María Jesús Almazor. "La diversidad no es sólo es una cuestión de género, sino que también alude a la edad, discapacidad e incluso la nacionalidad", apuntó la consejera delegada de Telefónica España. "Las empresas que son diversas tienen mejores resultados, son más productivas y competitivas y existen datos fehacientes de que sus productos se adaptan mejor a la demanda del mercado", subrayó. En el caso de Telefónica, se ha puesto en marcha un plan de diversidad con el foco puesto en lograr la implicación y la sensibilización de todos los empleados de la compañía.

Desde el punto de vista del Gobierno andaluz, la igualdad debe erigirse como uno de los "principales ejes" de los planes de diversidad de las empresas, según sostuvo María José Sánchez Rubio, quien recordó que la ley estatal de 2007 ya incluyó la obligatoriedad de planes de igualdad para las empresas de más de 250 trabajadores. El proyecto de reforma de la ley autonómica, que fue aprobado esta semana por el Consejo de Gobierno, insiste en medidas de este tipo. Además, la consejera de Igualdad apuntó la existencia de programas de apoyo a las empresas a través del Instituto Andaluz de la Mujer como el Programa Óptima o el servicio Equipa, que ofrecen asesoramiento técnico experto en el diseño de medidas y planes de igualdad, así como formación especializada en gestión empresarial desde la perspectiva de género.

Para Endesa, la diversidad supone "un activo y una oportunidad de crecimiento" no sólo por cuestiones éticas, según indicó su director territorial en Andalucía, sino porque constituye "una fuente de certificación de cara a los mercados". "Nosotros estamos sometidos al escrutinio de los inversores a nivel internacional y éstos valoran cada vez más el compromiso de la empresa con la sostenibilidad y los valores sociales", señaló Francisco Arteaga. El directivo de Endesa apuntó que la eléctrica impulsa programas para incentivar la presencia de la mujer en todos los escalones organizativos. En ese sentido, destacó iniciativas como el proyecto STEM -acrónimo en inglés de Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas- con las que Endesa promueve "un aumento de las vocaciones técnicas" desde la educación secundaria. "Si no hay candidatas, es difícil conseguir los objetivos de igualdad", expuso.

Rocío Valenzuela incidió en que "no es una cuestión de capacidades, sino de socialización". "Es fundamental empezar a trabajar desde los colegios, así como la existencia de referentes como una consejera delegada en Telefónica", señaló la directivade HRider, compañía especializada en identificar el talento dentro de las empresas. Valenzuela coincidió en que la diversidad incide en la rentabilidad además de responder a desafíos de justicia social. Así, sacó a colación un estudio de la consultora Boston Consulting Group que constata que las empresas con un índice de diversidad por encima de la media son más rentables y sus márgenes en términos de Ebitda son mayores. "En nuestro caso, que somos una empresa pequeña, si no hubiéramos tenido un equipo diverso, jamás habríamos tenido éxito", sostuvo.

Inserta, la entidad de recursos humanos de la Fundación ONCE, lleva la diversidad en su ADN, tal y como resaltó su director territorial en Andalucía, Francisco López. En su opinión, se han logrado notables avances en las grandes compañías, "pero todavía falta por hacer en las pequeñas y medianas empresas, que constituyen la gran masa empresarial en Andalucía". "Nosotros entendemos la diversidad desde el talento, las capacidades y el conocimiento. Y entronco con la competitividad. La rentabilidad social lleva a la rentabilidad económica. No tenemos que entenderla como una obra de caridad", subrayó Francisco López. Otro aspecto a tener en cuenta es que supone un nicho de mercado por desarrollar. "En el ámbito de la discapacidad, somos casi cuatro millones a los que hay que sumar sus familias y su entorno, que son clientes y consumen productos y servicios", resaltó.

El director del Territorio Sur de Telefónica, Jerónimo Vílchez, destacó que en la operadora existe un mandato expreso de su comité ejecutivo para gestionar el talento. "Sin formación en todas las capas de la compañía no podemos llegar a situaciones de igualdad real", razonó.

La diversidad es una cuestión poliédrica que debe ser abordada no sólo desde una perspectiva laboral sino también cultural y educativa, según expuso la consejera de Igualdad, que admitió que en este aspecto "la administración tiene mucho que decir".

María Jesús Almazor agregó que la implantación de las nuevas tecnologías supone "una gran oportunidad para la mujer". "En pocos años, el 60% de los empleos exigirán nuevas capacidades y por primera vez, hombres y mujeres no tenemos un recorrido diferente", apuntó. Rocío Valenzuela añadió que "la tecnología acelera los procesos de diversidad". "Es la gasolina que impulsa este cohete", expuso.

Los avances tecnológicos ya han permitido la adopción del teletrabajo. Éste es el caso de Endesa, donde el 10% de la plantilla se ha beneficiado de estas herramientas. "La tecnología permite que parte de las tareas se puedan hacer en cualquier localización. Y el desempeño se mide por el rendimiento", explicó Francisco Arteaga, quIEN abogó por la adopción de "acciones positivas" que impulsen la presencia de mujeres, sobre todo en las funciones más técnicas. "El gran objetivo es que cada persona tenga las circunstancias necesarias para ser libre de elegir lo que quiera. Pero para llegar a ese momento, todavía hay que empujar mucho", incidió el director de Endesa en Andalucía.

María Jesús Almazor cerró el debate realzando su optimismo. "Hemos avanzado, pero en los próximos años tenemos que ir a mayor velocidad. Es fundamental que haya una gran diversidad tanto en la empresa como en la administración, y que todo el mundo entienda que una cuestión que nos afecta a todos", manifestó la consejera delegada de Telefónica España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios