La familia del fallecido por ictus en Urgencias cree que hubo homicidio

  • El Defensor del Pueblo Andaluz pide explicaciones al Hospital de Antequera, donde se produjo el suceso

La familia de Ángel Burgos, el paciente de 44 años que sufrió un ictus en Urgencias del Hospital de Antequera, que estuvo allí unas cinco horas sin ser atendido y que finalmente falleció, había presentado la semana pasada una denuncia contra el centro sanitario por un supuesto delito de "imprudencia profesional médica grave". Tras su fallecimiento el viernes pasado, cambiará la demanda a "homicidio por imprudencia médica profesional"

Así lo detalló el abogado del Defensor del Paciente, Damián Vázquez. Esta asociación es la que representa a los familiares en la causa judicial iniciada en un juzgado de Antequera tras la denuncia. "Lo que está claro es que estando en la sala de espera de los pacientes, en Urgencias del hospital, no le atendieron, lo que supone una omisión de asistencia médica", indicó el letrado.

Por otra parte, la oficina del Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, ha abierto una queja de oficio sobre el caso de Ángel Burgos. La institución ya ha remitido un escrito a la dirección del Área de Gestión Sanitaria Norte de la provincia de Málaga -de la que depende el Hospital de Antequera- para informarle de su decisión.

En ese documento, el Defensor recuerda que el paciente acudió al centro sanitario con tensión alta, desorientación y fuerte dolor de cabeza y que aunque lo llevó a hospital un compañero de trabajo, luego "se quedó solo". Relata también que tras hacerle varias pruebas fue derivado a la sala de espera "en la que permaneció por cinco horas sin que nadie advirtiera que le había sobrevenido un ictus". La institución dirigida por Maeztu destaca que el paciente permaneció desatendido "cuando le sobrevino una enfermedad muy grave en cuya atención el tiempo es un factor decisivo".

Por ello, el Defensor quiere conocer qué medidas prevé el hospital para el control de la asistencia de los enfermos que acuden solos a las Urgencias y recuerda otro caso en el Hospital San Juan de la Cruz, de Úbeda (Jaén), en el que se percataron de la muerte de una mujer de 64 años después de que pasara 12 horas esperando en una camilla. Finalmente, la institución solicita un informe a la dirección del Área Sanitaria sobre el caso de Ángel Burgos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios