Una mujer mata de una cuchillada a su pareja en Almería tras una pelea

  • La escena tuvo lugar delante de los tres hijos menores del matrimonio, que han pasado a ser tutelados por la Junta

Comentarios 1

Ana M. T., una mujer de nacionalidad argentina y 35 años de edad, fue detenida en la madrugada de ayer en Almería después de que matara a su marido, Martín R. E. también argentino, de una profunda cuchillada en un costado después de haber mantenido con él una violenta discusión de las que, según sus vecinos, mantenían con frecuencia. La escena, de una enorme crudeza, fue presenciada por los tres hijos menores de la pareja, que han quedado bajo la custodia de los Servicios Sociales de la Junta.

Los hechos, según algunos de los vecinos, comenzaron a las 3:30. En ese momento, comenzó una discusión entre Ana y Martín, de las que ambos protagonizaban con cada vez más frecuencia. Minutos después, cuando varios vecinos salieron de sus domicilios para comprobar lo que ocurría, se encontraron con una escena dantesca: "Estaba el hombre tumbado en el pasillo, en medio de un gran charco de sangre, ella le cogía la cabeza y estaba llorando".

Los mismos testigos avisaron de inmediato tanto a la Policía como a los Servicios de Emergencias Sanitarias y aseguraron que el hombre tenía una profunda herida en su costado izquierdo de la que sangraba abundantemente. Antes de las 4:00, acudieron al lugar varias patrullas de la Policía Nacional y una ambulancia medicalizada del 061. Estos no pudieron hacer nada por salvar la vida a la víctima, ya que la cuchillada era mortal de necesidad .

De inmediato, los agentes procedieron a la detención de la mujer, que reconoció haber mantenido una discusión con su marido y que en un momento determinado de la misma temió por su vida, por lo que tuvo que defenderse. Lo primero que encontró para hacerlo, siempre según su testimonio, fue un cuchillo de cocina de grandes dimensiones, con el que presuntamente le causó la muerte.

La Subdelegación del Gobierno en Almería confirmó ayer que ni la víctima ni su esposa habían cruzado denuncias por malos tratos ni constan órdenes de alejamiento. El hombre carecía además de antecedentes policiales y penales. No obstante, los vecinos aseguraron que las discusiones, "voces y porrazos se producían día sí y día también".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios