El nuevo plan de puertos busca captar al turista náutico extranjero

  • Fomento pone sus miras en países como el Reino Unido, Alemania o Francia y zonas como el norte de Europa y el Benelux

Comentarios 1

La Consejería de Fomento y Vivienda quiere tener mando en plaza en la configuración presente y futura de las infraestructuras náuticas de la comunidad. Tanto es así que el departamento dirigido por Elena Cortés, a través de la Agencia Pública de Puertos de Andalucía (APPA), asume el compromiso de intervenir directamente sobre el sector, con la finalidad de "ajustar la oferta de atraques a la demanda real".

Para ello, al tiempo que pone coto a la construcción de nuevas marinas y rebaja las previsiones de ampliación de las mismas, apostando por la regularización de los fondeos, los responsables del organismo regional quieren elevar la ocupación de los más de 22.060 atraques existentes en la actualidad con un cambio de perfil en los denominados "turistas náuticos" y, en particular, entre aquellos procedentes de los principales emisores de turistas a Andalucía, caso de Reino Unido, Alemania y Francia, seguidos de los países nórdicos, Benelux e Italia.

"Las perspectivas del mercado náutico español no son muy halagüeñas y el nicho de mercado más potente lo encontramos en determinados países de Europa", se reflexiona en el borrador del Plan Andaluz de Puertos 2014-2020, en el que se ensalza como "objetivo principal" de la iniciativa la captación de los clientes extranjeros, que apuestan por largas estancias, tanto en lo que a puerto base se refiere como en invernajes. Esta circunstancia permitirá que la utilización de los atraques como puerto bases esté asociada necesariamente a la segunda residencia, con lo que "se consolidará en su aportación a la actividad propiamente turística relacionada con el puerto deportivo".

Esta estrategia lleva aparejado un añadido más y es que el turismo náutico destaca por "su potencial efecto desestacionalizador", contribuyendo a solucionar uno de los principales problemas a los que se enfrenta la industria turística andaluza. A ello se suma que el perfil de este tipo de turistas es el de un visitante con un gasto medio que ronda los 64,5 euros diarios (4,1 euros más que la media de visitantes) y que permanece en la región 12,5 días (frente a 9,3 del resto).

Para lograr este objetivo, el borrador del plan regional alude a la necesidad de lograr la integración de empresas de actividades náuticas en los recinto portuarios e implantar en los mismos servicios de ocio y restauración. Al tiempo, se apunta la necesidad de incrementar la formación del personal. A estas dos debilidades, el estudio agrega una tercera: la conectividad aérea directa con determinados mercados en temporada media y baja.

La materialización de las acciones contempladas en el plan supondrían una inversión próxima a los 122,5 millones de euros en el plazo 2014-2020. De ellos, casi el 50% corresponde al eje de desarrollo portuario (53,76 millones), seguido de las intervenciones en conservación y mantenimiento de las instalaciones portuarias ya existentes, con 41,41 millones. Ambos constituyen el principal volumen de infraestructuras.

La estrategia autonómica contempla destinar otros 16,3 millones a actuaciones de relación puerto-ciudad, otros 6,2 millones a intervenciones en materia de medio ambiente y cambio climático, y tres millones se prevén para el capítulo dedicado a empleo, turismo y educación. El plan permitirá incrementar un 10% el empleo generado en los puertos andaluces.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios