El recuerdo de Gabriel marca el debate sobre la prisión permanente

  • Todos los grupos políticos guardan un minuto de silencio en el Congreso de los Diputados en homenaje del menor

La muerte de Gabriel Cruz avivó la discusión sobre la prisión permanente revisable, que hoy será debatida en el Congreso de los Diputados. Además, marcó la sesión de ayer de la Cámara Baja, centrada en las pensiones, en la que se rindió un minuto de silencio en homenaje al menor a la par que todos los líderes y portavoces de los grupos parlamentarios comenzaron sus intervenciones con referencias al pequeño asesinado. "En estos momentos de enorme tristeza y de duelo, el Congreso quiere transmitir su solidaridad con los familiares y compañeros de Gabriel", señaló la presidenta de la Cámara Baja, Ana Pastor. "Descanse en paz", manifestó Rajoy, tras lo cual los diputados de todos los grupos rompieron en aplausos.

El Congreso celebrará hoy el segundo debate sobre la derogación de la prisión permanente revisable, la pena máxima que el PP instauró en 2015 cuando tenía mayoría absoluta y que la oposición recurrió ante el Tribunal Constitucional, que aún tiene pendiente su sentencia. En los últimos días se ha incrementado la tensión política entre los cuatro partidos nacionales a propósito de la necesidad de mantener o no la prisión permanente revisable.

El Congreso quiere transmitir su solidaridad con la familia de Gabriel"Ana PastorPresidenta del Congreso

Después de meses en la nevera, la Mesa del Congreso puso fin hace dos semanas a las sucesivas prórrogas del plazo de enmiendas de totalidad, desbloqueando la tramitación de una iniciativa del PNV. Esta vez, Ciudadanos apoyó a Unidos Podemos y PSOE para rechazar más ampliaciones, dejando al PP en minoría en el órgano de gobierno de la Cámara.

Ciudadanos ya tenía anunciada su enmienda alternativa, en su caso para dejar como está la prisión permanente -a la espera de que el Tribunal Constitucional dicte sentencia sobre el recurso presentado en su día por la oposición-, pero endureciendo los requisitos para acceder a permisos y beneficios penitenciarios.

Pero el PP, tras el desbloqueo de la tramitación de la propuesta del PNV, registró otro texto alternativo en el que mantiene la vigencia de la pena y añade los nuevos supuestos para su aplicación que anunció en su día el Ministerio de Justicia y que estaban en el anteproyecto que estudia el Gobierno.

Ahora, en el Pleno de hoy se debatirán y votarán sendas enmiendas con texto alternativo. Si ninguna de las dos fuera aprobada, seguiría su curso la propuesta del PNV para derogar la prisión permanente revisable, y en caso de que una de las dos saliera adelante, la propuesta de los nacionalistas vascos decaería. Sea cual sea el resultado, se abrirá un plazo de presentación de enmiendas parciales al texto que siga su trámite en el Congreso.

En concreto, el PP retoma el anteproyecto que aprobó el Consejo de Ministros añadiendo cinco nuevos delitos penados con prisión permanente revisable: asesinato con obstrucción de la recuperación del cadáver, asesinato después de secuestro, violaciones en serie, violación a un menor tras privarle de libertad o torturarle, y muertes en incendios, estragos en infraestructuras críticas o liberación de energía nuclear o elementos radiactivos.

En la actualidad, esta máxima pena se contempla en ocho supuestos: asesinato de menor de 16 años o persona especialmente vulnerable; asesinato subsiguiente a un delito contra la libertad sexual; asesinato cometido por miembro de organización criminal; asesinato múltiple; asesinato terrorista; homicidio del jefe del Estado o heredero; homicidio de jefes de Estado extranjeros; y genocidio o crímenes de lesa humanidad. En la presentación del anteproyecto, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, descartó que el Ejecutivo estuviera legislando "en caliente" y justificó la propuesta de ampliar la prisión permanente porque existe "una demanda social".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios