La reestructuración del Gobierno andaluz afecta a las competencias de 11 de las 15 consejerías

  • Economía recupera las competencias sobre Extenda, Justicia sobre memoria histórica y Educación sobre guarderías de cero a tres años

Comentarios 3

La reestructuración del Gobierno andaluz fijada por el presidente de la Junta, Manuel Chaves, para la VIII legislatura afecta a la distribución de competencias de 11 de las 15 consejerías, de forma que sólo permanecen inalterables Gobernación, Salud, Cultura y Medio Ambiente. Como principales novedades, Economía y Hacienda recupera las competencias sobre la Agencia Andaluza de Promoción Exterior (Extenda), hasta ahora en Turismo, Comercio y Deporte; y Justicia y Administración Pública sobre recuperación de la memoria histórica, hasta ahora en Presidencia.

Así lo establece un decreto del presidente de la Junta, Manuel Chaves, sobre la creación de las vicepresidencias política y económica, lideradas por los consejeros de la Presidencia, Gaspar Zarrías, y Economía y Hacienda, José Antonio Griñán, y la reestructuración de las consejerías, que justifica con el objetivo de "adecuar la acción administrativa para el desarrollo del programa político del Gobierno, con la máxima eficacia y teniendo en cuenta las circunstancias sociales y económicas de Andalucía".

El decreto, recogido por Europa Press, atribuye a la Vicepresidencia Primera "el ejercicio de las funciones que le encomiende el presidente de la Junta, así como la presidencia de la Comisión General de Viceconsejeros", mientras que la Vicepresidencia Segunda asume "el ejercicio de las funciones que le encomiende el presidente de la Junta, así como la presidencia de la Comisión Delegada de Asuntos Económicos".

Presidencia cede competencias, Economía las amplía

Por su parte, la Consejería de la Presidencia mantiene las competencias actuales a excepción de las que asumió al inicio de la anterior legislatura relativas a recuperación de la memoria histórica, que vuelven a depender de Justicia y Administración Pública. Por contra, la Consejería de Economía y Hacienda incrementa sus competencias al recuperar las relativas a la Agencia Andaluza de Promoción Exterior (Extenda), asumidas por Turismo, Comercio y Deporte en la última legislatura.

La Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa asume la planificación, gestión, promoción y evaluación de los programas y acciones relativos al fomento de vocaciones empresariales, la formación de emprendedores y pequeños empresarios, el fomento del autoempleo y la difusión de la cultura empresarial, hasta ahora en manos de la Consejería de Empleo y del Servicio Andaluz de Empleo (SAE), mientras que devuelve a Agricultura y Pesca las relativas al Instituto Andaluz de Investigación y Formación Agraria, Pesquera, Alimentaria y de la Producción Ecológica.

Además, la Consejería de Educación mantiene sus actuales competencias y asume las atribuidas hasta ahora por la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social en relación con los centros de atención socioeducativa para menores de tres años.

División entre Obras públicas y Vivienda

La principal novedad en la estructura del nuevo Gobierno andaluz es la creación de la Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio, que afecta de lleno a la Consejería de Obras Públicas y Transportes, que mantiene las competencias en materia de carreteras, transportes y puertos --salvo las relativas a ordenación del territorio, urbanismo, arquitectura y vivienda--; y la superior inspección y el control de calidad de la construcción y obra pública, adscribiéndosele los laboratorios de control de calidad. También mantiene la la Empresa Pública de Puertos de Andalucía (EPPA), el Ente Público de Gestión de Ferrocarriles de Andalucía y la Empresa de Gestión de Infraestructuras de Andalucía (Giasa).

Por su parte, la nueva Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio asume las competencias que hasta el momento venía ejerciendo Obras Públicas y Transportes en materia de ordenación del territorio, urbanismo, arquitectura y vivienda, a través de la Secretaría General de Ordenación del Territorio, la Dirección General de Urbanismo, la Dirección General de Arquitectura y Vivienda, la Dirección General del Instituto de Cartografía de Andalucía, y la Dirección General de Inspección de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Vivienda. También asume la superior inspección y el control de calidad en materia de edificación y vivienda y la Empresa Pública de Suelo de Andalucía (EPSA).

El decreto de Chaves relativo a la creación de vicepresidencias y sobre reestructuración del nuevo Gobierno andaluz, que entra hoy en vigor con su publicación en el BOJA, incluye una disposición transitoria que establece que "en tanto se apruebe la estructura orgánica de la Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio, la Consejería de Obras Públicas y Transportes continuará prestando los servicios administrativos necesarios para su funcionamiento en las competencias que tenía atribuidas" hasta el momento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios