"¿Por qué hay que renovar al ganador?"

  • El dirigente socialista culpa "al partido que ha perdido siempre" de alentar el debate sobre Chaves

Comentarios 11

Rafael Velasco (Palma del Río, 1973) forma parte de la generación de jóvenes socialistas que ha accedido a los cargos más importantes de su partido en los últimos meses. Amigo de Leire Pajín, con la que coincidió en Juventudes Socialistas y en el Congreso de los Diputados, Rafael Velasco es su homólogo en Andalucía. Es el nuevo secretario de Organización desde el pasado Congreso del PSOE de Andalucía en Granada. En sus tiempos del Congreso, se arrimó a dos patas negras de su partido: Ramón Jáuregui y José Antonio Griñán. Mantiene muy buenas relaciones con Manuel Chaves y una casi de pupilaje con Luis Pizarro, que le ha dejado la Secretaría de Organización al ser elegido vicesecretario general del PSOE andaluz.

-En el Congreso de Granada, José Blanco dijo a los compromisarios que, con usted, habían acertado. ¿Desde Ferraz no les piden a los andaluces más cambios en sintonía con la velocidad turborrenovadora de Zapatero?

-No nos lo han pedido porque, entre otras razones, confían en nosotros. El éxito del PSOE de Andalucía viene de que hemos sabido combinar la veteranía y sabiduría con la juventud, la fuerza y la impronta. Llevo desde el año 1996 en la Ejecutiva Regional, y veo que siempre se viene incorporando gente nueva. Tampoco creo en la renovación por la renovación. Creo, además, que la gente joven debe aportar cosas desde el campo en el que deben iniciarse, que es el municipal. A mí, el modelo francés siempre me ha gustado: crecer desde los municipios. Me gusta empezar desde abajo. A mí me costó mucho, por ejemplo, habituarme al Congreso de los Diputados, y lo pude hacer porque tuve el apoyo de compañeros mayores, con experiencia de Gobierno.

-En ese mismo Congreso regional, el PSOE fijó la recuperación de las grandes y medianas ciudades como uno de sus objetivos básicos. Imagino que a usted le va a ocupar esto buena parte del tiempo.

-Uno de los temas fundamentales, en efecto, van a ser las nuevas estructuras que tendrá el partido en las grandes ciudades y en las medianas. En algunas ciudades, como Sevilla, tenemos hasta 13 agrupaciones; en otras, seis u ocho... Si analizamos los resultados, vemos que éstos son buenos en aquellas ciudades que se adaptaron y unificaron sus agrupaciones, como Jaén, Cádiz, Almería o Granada. Aunque no era obligatorio, lo hicieron, y ahora vamos a dar un paso más. En Sevilla nos va a costar trabajo. En Córdoba, un poco menos, porque la gente esta convencida. Serán agrupaciones únicas con potestad ejecutiva y decisoria, por ejemplo para las listas, con agrupaciones de distrito que van a asumir un contenido más social para acercarse a los ciudadanos. ¿Por qué en Dos Hermanas, por ejemplo, que es una gran ciudad, hay una Ejecutiva que hace su lista y en Sevilla hay 13 agrupaciones, de tal modo que al final es la Ejecutiva Provincial quien debe decidir? Vamos a cambiarlo.

-Casos como el de Estepona han llevado al PSOE a hacer públicas todas las declaraciones de bienes de sus ediles, gobiernen o no.

-Lo que nos debe hacer pensar este tipo de asuntos como el de Estepona es cómo mejorar los controles; por eso, en el Congreso del PSOE de Andalucía hemos aprobado una iniciativa para hacer públicas las declaraciones económicas y de bienes de todos los concejales y de todas las personas de libre designación. Casos como el de Estepona hacen daño, pero hacen daño a la democracia en general. Por eso pusimos en marcha el paquete de impulso democrático, del que se descolgó el PP, y ahora vamos a aprobar este conjunto de medidas con el objetivo de que antes de fin de año lo tengamos resuelto nosotros: es decir, que nuestros ayuntamientos se acojan a ello, a tener a disposición pública todas las declaraciones de bienes. Y estamos trabajando para que en aquellos lugares donde no gobernemos, pero donde también se harán públicas las declaraciones, se puedan ver a través de la web del Partido Socialista.

-El PP mantiene que va a ganar en las próximas elecciones en todas las capitales con una mayoría suficiente para gobernar en todas, incluida Sevilla y Córdoba.

-Eso no va a ser así, sino que en las próximas elecciones se va a producir un vuelco importante, incluso en aquellos sitios donde hasta ahora no hemos podido entrar.

-¿Y cómo lo harán? ¿Cambiando los candidatos que ya han perdido?

-Vamos a comenzar por transformar las estructuras del partido y vamos a una modernización total. Por lo que respecta a los candidatos que han perdido una vez, pues la verdad es que habrá que ver los estudios preelectorales, porque hay gente que a lo mejor ha trabajado muy bien durante toda esa legislatura. Los estatutos no exigen el cambio, lo exigen en el caso de perder más de dos veces. Habrá que estudiarlo, pero sí avanzo que queremos tener resuelto el asunto municipal lo antes posible. A principios de año queremos poner en marcha una conferencia municipal que sirva de pistoletazo de salida para las elecciones.

-En el caso de Sevilla se viene hablando, incluso en su partido, de la sustitución del alcalde.

-Llevo escuchando eso hace diez años. Y la verdad es que, en cuanto a gestión, no hay ningún problema. El alcalde ha hecho un trabajo de barrios muy importante, muy cercano al ciudadano. Si hubiera cambios, debería ser por un consenso amplio, pero, como norma general, digo que a los alcaldes que lo quiten los ciudadanos.

-¿Eso mismo puede ser aplicable al presidente de la Junta?

-Eso también lo llevo escuchando. Lo que no entiendo es por qué hay que renovar al que gana las elecciones. Este caso es un pelín diferente al del Ayuntamiento de Sevilla. Porque en Andalucía hemos vuelto a obtener mayoría absoluta. Es que se debe recordar que en el año 2000 no sacamos la absoluta. Del 2000 a 2008, el PSOE ha subido después de más de 25 años de Gobierno. Esto es muy diferente a lo del Ayuntamiento de Sevilla, donde no hay mayoría absoluta pero, bueno, también habrá que preguntarle al alcalde.

-Pero lo del presidente no es una invención de la prensa...

-Claro, sale en los medios porque hay un partido que lleva todas las elecciones perdidas en Andalucía y dice que el presidente está caduco. Pero sigue ganando y sigue con el respaldo de los ciudadanos. Es el mismo partido, el PP, que llama régimen a una comunidad democrática. Y, claro, ése que pierde no tiene ningún problema. Nosotros estamos encantados de que el señor Arenas vuelva a presentarse, pero que no le pida a otros lo que él no se aplica. Siempre practica la doble moral, como en el caso de Estepona, donde pide la disolución del Ayuntamiento. ¿Y por qué no lo hace en La Línea o Alhaurín?

-Ha hablado del PP, ¿qué cree que ocurrirá con IU en estos cuatros años?

-IU tiene una difícil papeleta en su asamblea de octubre porque parece ser que las posturas más radicales del PCE se van a imponer. A partir de ahí se pueden dar muchas combinaciones: personas moderadas que no se sientan a gusto con posiciones radicales; personas muy radicales que tampoco se sienten cómodas con el PCE.

-¿Rosa Aguilar terminará en el PSOE?

-A Rosa Aguilar no la veo incorporándose al Partido Socialista, como muchas personas piensan. No sé el camino que seguirá, pero no la veo porque ella ha tenido unos puestos muy importantes de responsabilidad de IU. Llegar acuerdos con ella en la gestión de Córdoba es posible, pero no la veo siguiendo el camino como los otros compañeros suyos que formaron Nueva Izquierda. Ella se quedó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios