Salud Comienza a funcionar la iniciativa de la Junta para informar sobre el coste de la sanidad

Una sanidad con factura propia

  • El Hospital Costa del Sol de Marbella entrega desde ayer a algunos de sus pacientes los recibos con lo que cuestan las atenciones a las que son sometidos

Comentarios 3

Todos los pacientes que acuden a diario al Hospital Costa del Sol de Marbella a someterse a una prueba cardiológica o digestiva o a una cirugía mayor ambulatoria (como una operación de hernia, cataratas o vesícula) van a conocer de primera mano el coste que supone estos tratamientos. La iniciativa impulsada por la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, conocida como factura sombra, está ya en vigor en el centro costasoleño y parece que, de inicio, la aceptación entre los ciudadanos es buena.

María Teresa González, de 67 años, fue la primera en ser informada del coste de la prueba de esfuerzo a la que se sometió ayer: 121,72 euros. A su salida, no dejaba de bromear, sintiéndose noticia por un día. González, acompañada por su marido, explicó que la iniciativa de conocer el precio de su prueba (una de esfuerzo, para medir la fortaleza de su corazón), es para ella "muy positiva". "Siempre he utilizado la Seguridad Social, y siempre me han atendido en ella muy bien", dijo.

Al Colegio de Médicos de Madrid, la idea de las factura sombra le ha gustado. Miguel García Alarilla, su vicepresidente, valoró la medida tras argumentar que la misma servirá "para que los pacientes tomen conciencia del valor de los servicios médicos que reciben y, en consecuencia, hagan un uso más racional de los mismos". De hecho, consideró que además de la concienciación, habrá otros beneficios, como "una menor saturación, reducción de las listas de espera y gasto de la sanidad pública en medicamentos".

Tras ser operada de cataratas del ojo izquierdo, Antonia Sánchez Granados, de 73 años, también alaba la iniciativa. "Está bien que a nivel informativo sepamos qué valen las cosas". Y mejor aún que no haya que abonar nada. "Esto es la Seguridad Social; yo la he pagado durante muchos años, igual que lo hizo mi marido hasta que éste falleció", explicó. Sánchez estuvo un par de meses en lista de espera para poder someterse a su operación de cataratas (que, según su factura, cuesta 1.398,60 euros). "Si no hubiese habido remedio, hubiese ido a un centro privado a hacerme esta operación, pero habría tardado más", añadió.

Durante la jornada se emitieron 50 facturas sombra, aunque el objetivo es llegar a 60 diarias. Como explicó Ana Belén Moya Suárez, responsable de la Unidad de Enfermería de Pruebas Funcionales, no todos los tratamientos o consultas tienen factura. Así, las pruebas que la tienen son, dentro de las cardiológicas, los halter y las pruebas de esfuerzo, y dentro de las digestivas, las gastroscopias y colonoscopias. En las cirugías mayores ambulatorias (4.500 el año pasado en el Costa del Sol), se emitirá en las hernias, vesículas y cataratas. Estas tres son el 33% de los procesos de cirugía ambulatoria mayor en toda Andalucía. La prueba más barata es la gastroscopia, con 64 euros, y la intervención más cara, la de vesícula, por 1.470 euros.

Estas facturas sombra llegarán a los hospitales de Jerez, Antequera y Pozoblanco antes de que finalice el año. El objetivo es que para diciembre de 2011 esté implantada en todos los centros sanitarios andaluces. Además, no suponen, según el hospital, coste adicional. "La tramitación administrativa se realiza cuando se preparan los papeles del alta o de los resultados, y son los enfermeros los que entregan la documentación al paciente, junto con las recomendaciones propias del tratamiento", apuntó Moya Suárez.

1.398

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios