XVI Asamblea andaluza de IULV-CA La eterna crisis

El tiempo perdido en IU

  • A pocas horas del principal cónclave de este partido, oficialistas y críticos siguen discutiendo por qué provincia irá el candidato a la presidencia de la Junta

Comentarios 0

Un tiempo precioso se le ha escapado a IU. Meses de precampaña, que el resto de partidos con ambición de escaño han aprovechado para desgranar propuestas y despejar liderazgos en Sevilla y Madrid, han sido desperdiciados en recrudecer una crisis larvada hace años y llegar a diciembre, a tres meses de las urnas, inmersos en la indefinición de candidaturas y, sobre todo, de programa.

La XVI Asamblea Andaluza arranca hoy. Y aún se está a la espera de que la estrategia de última hora de acercamiento entre oficialistas y críticos-CUT despeje la gran incógnita: si será Sevilla por donde el coordinador regional, Diego Valderas, irá como candidato a la presidencia de la Junta. Un rompecabezas de difícil encaje, y con extrapolación al Congreso -está en juego también el puesto de Felipe Alcaraz- porque, decida lo que se decida, supondrá desplazamiento de piezas con la alteración que eso conlleva de lo votado por las bases -con zarandeos, insultos e impugnaciones incluidas-. Un aspecto que restaría credibilidad a la tan traída y llevada bandera de la democracia interna, pero que de no respetarse sería el epitafio a estas siglas.

La comisión bilateral tiene por delante la misión de resolver en tiempo récord -se constituyó la noche del jueves y tiene hasta las 16.00 de hoy, ya que en el primer encuentro de ayer quedó vacío de contenido al no poner el PCA sobre la mesa propuesta alguna- un entuerto medido en decenios, y que de hacerlo entrañará la claudicación de una u otra facción. De la que quiere controlar (oficialistas) y la que quiere mantener el control (Críticos-CUT) de la provincia de más peso a nivel federal.

En esta negociación extrema hasta el nivel de confianza en las posibilidades de consensuar una salida es opuesto. El sector oficial, con la certeza de un acuerdo final. El crítico, instalado en la imposibilidad. Y tan es así que el líder del CUT y miembro de la legación crítica, José Manuel Sánchez Gordillo, proponía ayer mismo posponer la Asamblea a la celebración de unas primarias vinculantes. Algo que parece no tener cabida a estas alturas de la contienda, donde lo único que cabe esperar es que "se mueva todo o nada".

El movimiento de traslación más lógico para la corriente crítica, después de que Valderas quedara con el camino despejado tras la retirada de su principal rival de este sector, Concha Caballero, y del efímero aspirante jienense José Cabrero, y recabar el apoyo del resto de provincias, es que renunciara a Sevilla. Y así que quedaran las cosas como están: Sánchez Gordillo al Parlamento y Sebastián Martín Recio al Congreso, y que el coordinador remontara el Guadalquivir, con o sin Alcaraz, hasta Córdoba, o se desviara hasta Málaga, donde el hueco electoral puede garantizar la presencia en el Hospital de las Cinco Llagas, relegando a la última opción a Huelva, por la que dos veces se le resistió el sillón parlamentario.

Mientras, lo más lógico para Valderas y el PCA está en la respuesta del 70 por ciento de la militancia andaluza que lo apoyó, y que lo quiere por la provincia capital, aunque en ese porcentaje no estén, precisamente, el 76 por ciento de los militantes sevillanos que lo rechazaron como candidato.

más noticias de ANDALUCÍA Ir a la sección Andalucía »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios