Actualidad Provincia

Un día en familia, desde el Imperio Romano a la gastronomía más tradicional

  • Turismo. En plena Sierra Sur, el municipio de Herrera atesora unas de las mejores termas romanas

Imagen de las termas romanas ubicadas en la carretera de Estepa. Imagen de las termas romanas ubicadas en la carretera de Estepa.

Imagen de las termas romanas ubicadas en la carretera de Estepa.

En la Sierra Sur sevillana, con una situación geográfica privilegiada, ya que se encuentra en el centro geográfico de Andalucía y a menos de una hora de distancia de Sevilla, Córdoba y Málaga, la localidad de Herrera atesora un rico patrimonio por descubrir.

De Herrera son destacables la iglesia arroquial de Santiago El Mayor y la ermita de la Concepción. Asimismo, son muy recomendables las ruinas de la fortaleza árabe de Alhonoz. Pero el plato fuerte se ubica a las afueras del pueblo, en dirección a Estepa, donde se encuentra el denominado Conjunto Termal de Herrera, una de las mejores villas romanas de recreo conocidas en las que se puede contemplar hoy en día piscinas de mármol, hornos para calefacción de habitaciones y siete mosaicos de grandes proporciones.

En 2007 este Conjunto Termal se declaró como Bien de Interés Cultural, con la categoría de Zona Arqueológica. La existencia de este yacimiento se explica fundamentalmente por la localización del municipio entre las principales vías de comunicación de la comarca, así como por ubicarse en una zona de gran riqueza agrícola y en una llanura de la cuenca del Río Genil. Estos factores propiciaron la creación de un hábitat disperso durante la época romana en esta área, al cual pertenece este conjunto termal.

Las primeras intervenciones arqueológicas llevaron a pensar que los restos encontrados pertenecían a una villa romana, pero más tarde se concluyó que se trataba de un gran conjunto termal público. Es considerado uno de los pocos existentes en la provincia de Sevilla encontrándose sus paralelos más cercanos en Itálica (Santiponce), Munigua (Villanueva del Río y Minas) y Corduba.

Estas termas se caracterizan por el uso de elementos de lujo como los mármoles y mosaicos que datan del siglo III d.C. También se han hallado restos de columnas pertenecientes al edificio.

Destaca el mosaico Pugilator, donde el tema central es figurativo, en concreto dos luchadores con un tercer personaje.Construido con materiales como la caliza, jaspe y cuarzo, con una gran variedad de colores como celeste, rosa, rojo, naranja, ocre, marfil, blanco, negro y varios tonos de verde.

Si el viaje lo hace en familia, no olvide pedir cita para visitar el Museo de la Salud y la Higiene en la Historia (visitas concertadas en el teléfono, 662 55 44 26). La exhibición de herramientas y materiales de medicina y cirugía pertenecientes a distintos momentos de la historia hacen de este museo un lugar singular y único en cuanto a su temática. Para completar la jornada, un buen plato de comida: destaca en la localidad el aceite de oliva, que no solo es central en la gastronomía de Herrera sino motor de su economía; morcillas, chorizo, salmorejo de campo, migas, brazo de gitano, bollos de leche y tetas de vaca.

Por último, señalar su Semana Santa, su popular romería de Nuestra Señora del Rosario de Fátima (que se celebra el segundo domingo de mayo) y la NocheFlamenca Pedro el de La Timotea. Celebrada por primera vez en 1989, con la llegada del verano y en vísperas de la feria, surge con la idea de conservar el flamenco de antaño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios