3 Historia

El día que en Aznalcázar se iluminó

  • Efeméride del centenario. Aznalcázar celebra el centenario de la llegada de la luz eléctrica al municipio con una publicación de la investigación realizada por dos vecinos

La historia de los pueblos están repletas de momentos únicos, determinantes en el devenir de sus habitantes y que marcan ese punto de inflexión que siempre será recordado. El pasado local guarda hechos que perduran, heredados entre generaciones o registrados por el trabajo de afanados cronistas e investigadores locales. Aznalcázar no lo es menos, y por ello, celebra una de las efemérides más relevantes de la historia moderna de este municipio del Aljarafe, la llegada de la luz eléctrica.

En el presente 2013 se cumple un siglo de la venida de la luz eléctrica a la localidad, motivo por el cual, Diego Antonio León García y Pedro José García Parra, Cronistas Oficiales de Aznalcázar, han realizado un exhaustivo proceso de investigación, rematado en publicación escrita, que ofrece toda la información concerniente de este histórico momento. Ambos, miembros fundadores de la Asociación Provincial de Cronistas e Investigadores de la Provincia de Sevilla, ASCIL, son los coordinadores de Cuadernos de Aznalcázar, una revista cultural que se publica desde el año 2004 con artículos sobre el patrimonio cultural y etnográfico de Aznalcázar, y en la que se han dado a conocer temas inéditos de la historia local.

"Llevamos más de un año investigando sobre el tema. Sobre todo hemos investigado el Archivo Municipal de Aznalcázar y múltiples de testimonios orales de todas las personas relacionadas y vinculadas con la electricidad, como los electricistas destinados en el pueblo, caso de Anselmo Franco Casado de 91 años de edad o el último de ellos, Antonio Rodríguez del Valle", explica Diego León, que en 2010 ya publicó otro libro dedicado a un personaje histórico de la localidad, el torero Cara-Ancha.

El libro se compone de nueve capítulos, y comienza con un análisis detallado de Aznalcázar en el contexto de 1913, en temas como la religión, sanidad, enseñanza, política, sucesos y los nombres del entramado urbano de la época, con algunas fotos inéditas hasta la fecha. Curiosamente, han localizado una copia del contrato del alumbrado público por medio del petróleo en 1912, un año antes de la llegada de la luz eléctrica, que se produjo el 1 de mayo de 1913.

Otro de los aspectos que confiere un especial aroma histórico a esta publicación, es el hecho de que sean los Cronistas Locales, autores de la investigación, sean biznietos del Pedro García Mogeda, alcalde de la época que firmó la escrituras de la electricidad con Medina Garvey, empresa suministradora y que hoy día sigue vigente, siendo una de las impulsoras, junto con el Ayuntamiento de Aznalcázar, de esta publicación.

Diego y Pedro, conscientes del rico anecdotario que conlleva una proeza como la llegada de la luz eléctrica, han conferido gran importancia a esta figura literaria, destacando situaciones de la época que hoy día nos resultan, cuanto menos, entrañables. "Como cuando se producían cortes de luz los niños y niñas de Aznalcázar cantaban una cancioncilla que decía: ¡Jesús, Jesús que venga la luz, esto lo hacían en alusión al primer electricista, de nombre Jesús Anquela Celma", señala el coautor Pedro García. Otra de las anécdotas curiosas la relata Diego León: "Como consecuencia de la electricidad los vecinos con sus cántaros dejan de ir a la Fuente por agua pues se instaló en la Plaza del Cabildo una Fuente Pública donde se recogía el agua para el suministro diario. Todo un signo de modernidad y progreso".

Modernidad y progreso fue realmente el resultado más inmediato de este suministro eléctrico, auténtico vehículo para el desarrollo de los pueblos. Esta publicación, de gran acogida por la ciudadanía local, fue presentada hace escasos días, como uno de los actos principales de la Primavera Cultural 2013. En la presentación tomaron especial protagonismo los antiguos electricistas aznalcaceños.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios