"Hamas llevará a los palestinos a un futuro de guerra y dictadura"

El diplomático insiste en que sólo la negociación pondrá fin al conflicto y que cualquier acuerdo que se firme en el futuro será el mismo al que ya se ha llegado en dos ocasiones

Fátima Sigüenza / SEVILLA | Actualizado 22.05.2011 - 05:03
zoom


Lior Haiat se fotografía en la sede de 'Diario de Sevilla' antes de la entrevista.

Share
-¿En qué punto se encuentra el proceso de paz?

-No hay un avance en el proceso de paz desde hace mucho tiempo pero, a la vez, estamos a una distancia mínima de llegar a un acuerdo de paz. En los últimos 11 años estuvimos a punto de firmarlo dos veces, pero finalmente los palestinos se negaron: en Camp David en 2000 y las negociaciones entre Olmert y Abbas en 2008-2009. En ambas ocasiones se llegó a una solución para los ejes principales del conflicto con el título de Dos estados para dos pueblos, que es la única manera de solucionar el conflicto. Lamentablemente, los líderes palestinos no querían la grandeza de poner fin a ese conflicto. Cuando en el futuro se llegue a firmar un acuerdo de paz, en general será el mismo. Por otro lado, hablar de negociaciones indirectas entre Israel y palestinos es ridículo. La única manera de solucionar el conflicto es negociarlo. Sólo nosotros y los palestinos podemos representar nuestros objetivos. Pero tengo la sensación de que los líderes palestinos no quieren ser los que terminan el conflicto y por eso piden que el mundo lo haga.

-¿Cree en una verdadera reconciliación entre Al Fatah y Hamas? ¿De qué forma afectaría a Israel?

-Israel intenta no meterse en temas internos palestinos. Creo que la convivencia y reconciliación entre Al Fatah y Hamas es parte del camino al proceso de paz. Por otro lado, Hamas es el enemigo del pueblo palestino al mismo nivel que del pueblo y el Estado israelíes porque le quita la posibilidad de avanzar en un proceso de paz y porque el objetivo de Hamas es crear una dictadura religiosa islamista. No es beneficioso para el pueblo palestino tener a Hamas como gobernante, sólo les lleva a un futuro de conflicto, guerra, sangre y dictadura.

-Antes del último anuncio de alto el fuego de Hamas hubo un repunte de la tensión en Gaza. ¿Podría darse otra incursión militar como la Operación Plomo Fundido?

-Espero que no porque no creo que haya necesidad de hacerlo. Israel se retiró de la Franja de Gaza hace casi 6 años sin intención de volver. Fue una retirada muy costosa desde el punto de vista social. Lamentablemente, el resultado fue un golpe militar de Hamas contra la Autoridad Palestina, una dictadura. Israel aclaró varias veces que si no hay amenazas o ataques desde la Franja no va a actuar, pero no va a permitir que la población civil israelí esté bajo el ataque constante del terrorismo en forma de cohetes y misiles. No se trata de cohetes caseros, sino de cohetes iraníes de 50 kilómetros de alcance y con poder de matar. Eso influye en la sociedad y el Gobierno no puede permitirlo. Si Hamas no ataca, no vamos a actuar y, si atacamos, lo haremos a Hamas y no a la población palestina. Lamentablemente, en estos casos a veces hay víctimas inocentes debido al carácter de la lucha en una zona súper poblada pero no es intencionado desde el punto de vista israelí.

-Cada cierto tiempo salen a la luz denuncias contra soldados israelíes por supuestas humillaciones a detenidos palestinos. ¿Se han puesto en marcha mecanismos de control para evitar estos sucesos?

-Por una parte, de acuerdo con las leyes israelí y del Ejército, no se puede tratar a los civiles de esa manera, sean detenidos o no. Cada soldado del que tenemos pruebas que hace ese tipo de cosas está condenado por el sistema judicial militar; y si éste no es suficiente, está el civil, que está por encima. El problema es que algunas organizaciones utilizan esos ejemplos, muy minoritarios, para presentar una imagen muy diferente a la realidad. No digo que no existan esas acciones, pero son mínimas y el Ejército lucha contra ellas. El contacto entre militares y sociedad civil nunca es bueno, especialmente cuando se trata de soldados de 18 años y reciben ese tipo de poder y fuerza. No todos tienen la responsabilidad para usarlos bien. Muchas veces por sentirse amenazados actúan así, pero de ninguna manera intento legitimarlo. Por otro lado, hay una tendencia a demostrar sólo la parte mala de Israel. A veces, las ONGs publican cosas sin ninguna prueba ni forma de investigarlo. El Ejército israelí llamó a esas organizaciones por los datos necesarios para iniciar una investigación y, en general, no los dan porque sólo les importa la propaganda antiisraelí. Hace unos años se publicó un estudio doctorado de una alumna israelí que investigó la parte militar ocupación israelí de Cisjordania y acusó a los soldados israelíes de ser racistas porque no había ningún caso de violación de mujeres palestinas por militares. Sentimos que a veces somos condenados tanto por hacer algo como por no hacerlo.

-¿Cómo vive Israel las protestas que se están sucediendo en varios países, sobre todo en Siria?

-A largo plazo, los procesos de democratización del mundo árabe son una gran noticia para Israel. Como Estado democrático, nuestro objetivo es que nuestros vecinos también lo sean porque creemos que es la mejor manera de gobernar y porque el conflicto entre países democráticos es muy poco probable. A corto y medio plazo, hay una fuerte amenaza por parte de factores no democráticos, islamistas radicales, que pueden aprovechar el proceso para formar un gobierno no democrático y extremista. Ha pasado en cada proceso democrático en un país árabe y musulmán, como Irán, Argelia o la Autoridad Palestina, y está pasando en el Líbano. Es el miedo que tenemos, que no es sólo una amenaza hacia nosotros, sino hacia los jóvenes democratizados que quieren cambiar sus regímenes. Pero a largo plazo puede crear un Oriente Próximo mucho más estable y pacífico. El tema es llegar a ese punto.

-¿Las próximas elecciones en Egipto lo alejarán de Israel?

-No, no creo que sea el objetivo de Egipto romper las relaciones diplomáticas con Israel, pues su beneficio es al mismo nivel que el nuestro. Unos comicios que terminen con la victoria de los Hermanos Musulmanes amenazan más al pueblo egipcio que a nosotros.
7 comentarios
  • 7 Ramón 26.05.2011, 12:28

    Sin que Hamas me caiga bien, por su caracter fundamentalista, la realidad es que ganaron las elecciones y que fue Fatah quien se mantuvo ilegalmente en el poder con el apoyo de Israel, USA y la UE por su docilidad frente a la ocupación. Cuando Israel habla de retirada, quiere decir someter Gaza a un bloqueo inhumano, castigando a toda la población por ser palestina. La retirada debe incluir el control de las propias fronteras, espacio aereo y maritimo.

  • 6 Ramón 26.05.2011, 12:22

    El pueblo que basa su futuro en la violencia y el odio es esa parte de los israelies que no estan dispuestos a ceder en nada de lo que consideran importate: Quieren elegir quienes deben representar a los palestinos, quieren mantener a los colonos ilegales, quieren mantener tropas en el Jordan, quieren Jerusalem Este, quieren. . . . todo. Y dejarles a los palestinos un hueso con el nombre de Estado Independiente y la forma de una cadena.

  • 5 primavera palestina 24.05.2011, 12:43

    estoy esperando con gran ansiedad la primavera palestina. Que se libren ya de sus dirigentes. El terrorismo no tiene futuro.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido ofensivo o discriminatorio.

Nuevo comentario

Salud y Calidad de vida

La información de SALUD a su alcance

PUBLICIDAD