La nueva primavera de la CND

El Teatro Central acoge el próximo fin de semana a la Compañía Nacional de Danza, que estrena una pieza de Mats Ek El programa lo completan otras dos obras del checo Jiri Kilián

Rosalía Gómez sevilla | Actualizado 11.05.2014 - 05:00
zoom
zoom
zoom
Share
José Carlos Martínez, entre otras cosas Bailarín Estrella de la Ópera de París y Premio Nacional de Danza en 1999, se hizo cargo de la Compañía Nacional de Danza en septiembre de 2011. Una tarea nada fácil si se piensa que llegaba prácticamente a la par que los recortes y, además, venía a ocupar el puesto dejado (muy a su pesar) por Nacho Duato, una gran figura de la danza que llevaba más de veinte años dirigiendo a la Compañía y componiendo para ella numerosas coreografías cuyos derechos se ha llevado consigo.

En estos dos años y medio, Martínez, con cuya dirección se esperaba un giro de la Compañía hacia la danza clásica, puesto que ese es su terreno más transitado, ha demostrado que no tiene ninguna prisa y que está dispuesto a no desperdiciar -como hacen muchos de los que llegan a una compañía pública- ninguno de los recursos con los que cuenta; entre otros, un magnífico repertorio y un conjunto de bailarines y bailarinas muy versátiles, capaces de acometer lenguajes tan diferentes como los de Ohad Naharim o Balanchine.

Desde su llegada, Martínez ha realizado algunas coreografías para sus bailarines, como Sonatas o Delibes suite, y también ha dejado espacio para los coreógrafos españoles más jóvenes, tanto de la compañía como de fuera de ella. Un claro ejemplo de ello es el programa que la CND presentó el año pasado en el Teatro de la Maestranza, en su última visita a Sevilla: una versión completa de Romeo y Julieta firmada por Goyo Montero hijo. Sin embargo, ni como amante de la danza, ni como director de una compañía pública, podía ignorar a los grandes coreógrafos contemporáneos ni a los que hoy pueden denominarse los clásicos del siglo XX. Por ello, en junio de 2012, su segunda entrega consistió en un homenaje al checo Jiri Kylián (1947), que dirigió durante veinticinco años el célebre Nederlans Dans Theater y al que Duato, que también militó en las filas del Nederlans, consideraba su gran maestro y uno de los más grandes coreógrafos de la historia.

Aquellas veladas, que tuvieron lugar en el Teatro de la Zarzuela de Madrid bajo el nombre de Una noche con Kylián contenían tres de sus trabajos más emblemáticos: Sleepless (2004), Petite Mort (1991) y, la más famosa de entre sus obras, Sinfonía de los salmos (1978). De ellas, las dos primeras han sido las elegidas por Martínez para su visita a Sevilla, etapa relevante puesto que ha sido esta ciudad, concretamente el Teatro Central, el lugar elegido para el estreno de una pieza de otro de los grandísimos y más originales coreógrafos del siglo XX (y del XXI), Mats Ek, que será la que cierre el programa. Sleepless, además, abrirá el magnífico y variado programa que tendrá lugar en el Teatro Falla de Cádiz, el próximo 7 de junio, junto a In the Middle Somewhat Elevated de William Forshyte y Minus del israelí Ohad Naharim.

La pieza, que fue concebida por Kylián para la compañía juvenil del Nederlands Dans Theater, está inspirada en la obra del artista plástico argentino Lucio Fontana, cuyas incisiones en los lienzos crean una nueva dimensión en el mundo bidimensional de la pintura. Al igual que Fontana, Kylián trata de encontrar, tras los telones rasgados que aparecen al fondo en Sleepless, otras dimensiones físicas, emocionales, e incluso espirituales y, para ello, ha contado con la música del alemán Dirk Haubrich.

La segunda pieza del checo, Petite Mort, fue presentada en el Festival de Salzburgo para conmemorar el segundo centenario de la muerte de Mozart y estrenada por la CND cuatro años más tarde (en 1995) en el Palacio de Festivales de Santander. En ella, seis hombres, seis mujeres y seis floretes de esgrima despliegan sus movimientos en un mundo elegante y altamente simbólico en el que la brutalidad y la arbitrariedad no están reñidas con la belleza y en el que hay, aunque contenida, una fuerte carga sexual. No en vano, amén de pequeña muerte, en algunas lenguas como el francés y el árabe su título hace también una clara alusión al orgasmo.

Y finalmente, ese estreno sevillano de Casi-Casa, que tendrá lugar el viernes en el Teatro Central. Estreno por parte de la CND -que repetirá el fin de semana siguiente en el Teatro Real de Madrid-, puesto que su debut original tuvo lugar en La Habana en diciembre de 2009, por parte de la Danza Contemporánea de Cuba, compañía para la que fue compuesta.

Con esta pieza, la CDN añade un título más a su repertorio -junto a Hierba y Niños viejos- del bailarín, coreógrafo y director de teatro sueco Mats Ek, hijo de la fundadora del Cullberg Ballet de Suecia, del que él mismo fue director durante varios años y para el que compuso trabajos tan hermosos como Carmen, cuyo papel titular interpretó magistralmente su esposa, la bailarina española, ya retirada, Ana Laguna.
0 comentarios
Normas de uso

Este peri�dico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta secci�n y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido ofensivo o discriminatorio.

Nuevo comentario

Daniel Diges e Ignasi Vidal, en un momento del encuentro digital. / José Ángel García

Pie de foto

"Ver desde el escenario al público disfrutar es una satisfacción que no se puede ni explicar"

Los protagonistas de 'Los Miserables', Daniel Diges (Jean Valjean) e Ignasi Vidal (Javert), han participado en un encuentro digital.

PUBLICIDAD