Aprobada la Ley de Promoción del Trabajo Autónomo, pionera en España

  • Cuenta con una dotación de 382 millones de euros hasta 2014 y dará apoyo a unos 471.000 trabajadores andaluces por cuenta propia.

El Pleno del Parlamento andaluz ha aprobado por unanimidad la Ley Andaluza de Promoción del Trabajo Autónomo, la primera que aprueba una comunidad autónoma en España. La nueva norma, que tiene una dotación económica de 382 millones de euros hasta 2014, reúne todas las medidas de la administración autonómica para respaldar a un colectivo que actualmente supera los 471.000 trabajadores por cuenta propia.

La nueva Ley -compuesta por 18 artículos y cinco capítulos- establece en su primer capítulo el compromiso de la Junta de elaborar un plan estratégico consensuado con los agentes socioeconómicos más representativos. Este documento, de vigencia cuatrienal, recogerá un diagnóstico del sector y un sistema para evaluar la calidad de los servicios que la Administración autonómica presta en este ámbito.

Respecto a las políticas activas de empleo dirigidas a los autónomos, recogidas en el segundo capítulo, la norma incluye incentivos directos para el inicio y el mantenimiento de los proyectos; bonificaciones y exenciones fiscales; disposiciones para facilitar la conciliación con la vida familiar, y una amplia batería de medidas de asesoramiento, asistencia técnica, promoción del trabajo en red, formación y reciclaje profesional.

Las líneas de respaldo financiero directo seguirán el modelo de la actual Orden de Incentivos al sector, vigente desde mayo de 2010 y que fija ayudas de entre 4.000 y 11.000 euros, con atención preferente a proyectos en áreas territoriales desfavorecidas, vinculados a la economía sostenible (medio ambiente y energías renovables, atención a la dependencia, nuevas tecnologías y rehabilitación de vivienda, entre otros) o promovidos por colectivos con necesidades especiales (como los de jóvenes menores de 30 años, parados de más de 45, personas con discapacidad, inmigrantes y mujeres víctimas de violencia de género).

En cuanto al resto de las medidas de fomento, el proyecto incorpora como principal novedad la creación del Distintivo Andaluz al Trabajo Autónomo de Excelencia, que reconocerá los proyectos más destacados desarrollados en el ámbito del autoempleo.

Para mejorar la prevención de riesgos laborales, el tercer capítulo del texto normativo prevé el desarrollo de campañas de información, formación y asesoramiento técnico, así como la apertura de una línea de subvenciones para facilitar inversiones en vigilancia, seguridad y salud laboral de los establecimientos.

La colaboración institucional se recoge en el capítulo cuarto con la creación del Consejo Andaluz del Trabajo Autónomo, órgano de participación de las asociaciones y organizaciones representativas de estos profesionales que también ejercerá funciones de asesoramiento al Gobierno andaluz. Para promover la constitución de las asociaciones de autónomos se dispone, además, la creación de un registro específico.

Finalmente, en el capítulo quinto del texto se incorpora la previsión de crear un mecanismo de arbitraje específico para los trabajadores por cuenta propia, adscrito al Sistema Extrajudicial de Resolución de Conflictos de Andalucía (Sercla) que funciona en el ámbito general laboral.

Andalucía es, después de Cataluña, la segunda comunidad autónoma con más afiliados al régimen especial de trabajadores autónomos de la Seguridad Social. El trabajo por cuenta propia representa el 17% del Producto Interior Bruto regional y, junto con las pequeñas y medianas empresas, absorbe el 80% del empleo.

Reacciones

El consejero de Empleo, Manuel Recio, ha agradecido a los grupos el trabajo que han desarrollado en el Parlamento en torno a la nueva ley y el de todas aquellas personas que han hecho aportaciones. Ha puesto de manifiesto que Andalucía es pionera en la aprobación de una Ley del Trabajo Autónomo. Ha expresado que la ley hace un reconocimiento social y legal del trabajo autónomo en Andalucía y tiene como objetivo el desarrollo de políticas públicas orientadas a la promoción del trabajo autónomo en la comunidad.

Por su parte, el vicepresidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos de Andalucía (ATA-A), Rafael Amor, ha felicitado "a todos los partidos" por aceptar un texto que supone "un buen punto de partida y un halo de esperanza de cara al futuro. Los partidos de la oposición han votado a favor de una ley que no era suya y han sabido entender las reivindicaciones del sector". 

Amor ha destacado el capítulo especial dedicado a la salud laboral y los riesgos laborales, un  capítulo "significativo", ya que este colectivo de profesionales por cuenta propia "carece de políticas en esta materia.

Asimismo, considera que dicha Ley "eleva la figura del autónomo colaborador, de forma, que se eleva al mismo rango que la titularidad compartida en el ámbito agrario; bienvenido sea".

El secretario general de UPTA-A, Isidoro Romero de la Osa, también manifestó su satisfacción y señaló que pedirá  a la Junta que "se desarrolle con carácter inmediato".

Considera que esta norma "permitirá en su desarrollo futuro conseguir una mejora de las condiciones del colectivo y del trabajador autónomo, pues contempla la elaboración de un plan estratégico del trabajo autónomo, de ámbito cuatrienal. Esto puede ser un elemento muy positivo para mejorar la situación de los autónomos actuales e impulsar que haya más autónomos en la comunidad andaluza".

Asimismo, destacó que esa norma "consolida y singulariza la capacidad de los autónomos para representarnos a nosotros mismos, igualarnos a otros colectivos, darle voz en la defensa de los intereses y desarrollo de este colectivo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios