Hombre en fuga

Reeditado por la misma editorial, Periférica, en la que el poeta Vicente Valero ha publicado dos excelentes libros de estampas narrativas -Los extraños y El arte de la fuga- y la novela Las transiciones, este esclarecedor ensayo recrea las dos estancias de Walter Benjamin en Ibiza, una primera entre abril y julio de 1932 y la segunda -ya con los nazis en el poder, lo que le impediría volver a Alemania en lo que le quedaba de vida- entre abril y septiembre de 1933. Se trataba de un periodo mal conocido sobre el que Valero, natural de la isla y editor de la correspondencia ibicenca de Benjamin, ha arrojado una luz definitiva a partir de su doble y profunda familiaridad con el entorno y la obra del autor, también con la novelesca galería de extranjeros que coincidieron por esos años en la mayor de las Pitiusas, cuando tuvo lugar el primer intento, frustrado por la guerra, de reconvertirla en destino turístico: filólogos, naturalistas, artistas de vanguardia, aventureros, espías o desarraigados vocacionales.

Varada en un pasado remoto o casi mítico, la Ibiza de los primeros años 30 era un lugar milagrosamente preservado de la industrialización -trasladarse a ella era como "viajar en el tiempo"- cuyos escasos habitantes mantenían una forma de vida arcaica e incontaminada. Los visitantes admiraban la belleza intacta del paisaje, los relatos orales o los contornos de la vivienda tradicional -casas encaladas de anchos muros y mínimos vanos, organizadas en cubos independientes- que sedujo por su funcionalidad a los arquitectos racionalistas. Instalado en San Antonio, el berlinés al que los isleños llamaron "el miserable" por su evidente precariedad de medios, era y fue siempre un solitario y un hombre en fuga, del que Valero, maestro en el retrato de caracteres, traza una semblanza precisa y conmovedora, citando el reflejo de la experiencia en los escritos de esa época y lo que el núcleo de su pensamiento, orientado al análisis crítico de la modernidad, debe a sus reflexiones en el paraíso mediterráneo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios