El Antoniano sigue aspirando al ascenso

  • El conjunto de Lebrija doblega a domicilio a un Nervión en inferioridad numérica desde el minuto 76

El Nervión encajó su segunda derrota consecutiva en lo que va de temporada ante un Antoniano que no cesa en su empeño de dar caza al Espeleño, líder en solitario con cinco puntos de ventaja y que ayer volvió a refrendar tal condición tras golear al Mairena.

De ahí que la victoria del Antoniano no sirviera para dar en la tabla al cuadro cordobés, aunque sí certificó su buen estado de forma y, cómo no, la eficacia de su juego, con el que mantuvo a raya al conjunto que entrena Antonio Rueda, incapaz de anular la buena disposición de la defensa visitante o de aprovechar una rápida acción para sorprender a Pedro.

El Nervión aguantó con vida 43 minutos, los mismos que tardó Cristori en batir a Javi. Sin embargo, el que durante la casi totalidad de la primera parte el Antoniano fuera incapaz de abrir la lata levantó la moral de los locales, que creyeron en sus posibilidades para sorprender a uno de los claros aspirantes al ascenso.

Pero la expulsión de Moi en el 76 dio alas al Antoniano, que aprovechó la inferioridad de su oponente para hacer el segundo por mediación de Andrés. Apenas un minuto después, Pepelu sentenció el duelo para lamento de un Nervión que aún se vio más mermado tras la expulsión de Cuba.

La incapaz de hacer un gol, unida a la tensión que se palpaba en el ambiente como consecuencia de las decisiones arbitrales, redujeron el espectáculo futbolístico. El Antoniano cumplió con los pronósticos, pero el Nervión no da por perdida la tercera plaza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios