Fútbol l Primera División

Un Athletic lanzado sentencia a Koeman

  • Una goleada de escándalo pone al holandés al borde del cese

Comentarios 3

El Athletic goleó al Valencia, aumenta su ilusión de lograr un billete europeo y mete en un serio lío al cuadro levantino, que se queda a dos puntos del descenso y que coloca a Ronald Koeman al borde de la destitución. El holandés reconoció en la rueda de prensa desconocer si seguirá en el cargo, mientras el presidente, Agustín Morera, avisaba que "las decisiones no se tomarán en caliente", pero avisaba que el consejo "hará lo que deba".

De inicio, el Athletic salió con ganas de hacerse con el control del juego y lo consiguió, sobre todo tras el primer y afortunado tanto rojiblanco tras un tiro de Javi Martínez que Marchena desvió. Recién superada la primera media hora, el Valencia gozó de su mejor ocasión en la primera mitad. Un golpe franco escorado a la derecha en el que Villa buscó la escuadra izquierda de Armando. No la encontró por poco. Llegando el final del primer tiempo, el Athletic tuvo su primera gran ocasión de ponerse 2-0. Fue en una jugada de Etxeberria al borde del área que el internacional acabó con un tiro algo mordido.

En el descanso, Koeman se la jugó. Dejó en el vestuario a Maduro y Arizmendi y sacó a Joaquín y Morientes. Pero no tuvo suerte el holandés, que vio cómo su equipo recibía rápido el 2-0 y mediada la segunda mitad el 3-0. Los dos goles los marcó Llorente, que ya suma ocho y cada se hace más con el cariño de una afición que espera de él un nuevo Urzaiz. En el primero, finalizó como merecía una precisa combinación Susaeta-Iraola-Etxeberria, que le dio el último pase con un túnel a un rival. En el segundo, culminó en segunda instancia un intento de vaselina. Con San Mamés gritando "Koeman, quédate", el Valencia encontró oxígeno en un golpe franco directo en el que Villa, como Javi Martínez, tuvo fortuna. En esta ocasión fue Amorebieta el que desvió el balón para que Armando no pudiese hacer nada. Con el partido algo loco, el Valencia volcado y el Athletic a la contra, Aduriz pudo abrir más la brecha a la contra, pero le faltó acierto. Sí lo logró Etxeberria, a pase del propio Aduriz, pero le anularon el tanto. No evitó esa decisión arbitral la goleada que se marcaba en La Catedral porque Iroala y Aduriz cerraron la cuenta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios