El Barcelona abre la Liga

  • Los de Luis Enrique sólo han sumado un punto en los tres últimos partidos Tiene el calendario más favorable

El Barcelona se desplomó y su caída propició lo inesperado: la Liga está viva a falta de seis jornadas. El conjunto azulgrana apenas sumó un punto en los últimos tres partidos y acumuló dos derrotas consecutivas, unos resultados que reflejaron la inestabilidad de un equipo aparentemente desconcertado cuando la temporada entra en su parte decisiva.

"Superliga a seis jornadas. El Barcelona dilapida casi toda su ventaja y reaviva una Liga que tenía muy encarrilada", afirmó ayer el diario Marca. Y As añadió: "Se le ha esfumado la comodidad, da muestras de fatiga en sus cracks y se ha comprobado una vez más que sus suplentes quedan demasiado lejos de los titulares".

El Atlético se situó a tres puntos del Barcelona y el Real Madrid se puso a cuatro tras el 1-0 que sufrió el conjunto azulgrana el sábado ante la Real Sociedad. Y todo tres semanas después de que el técnico blanco, Zinedine Zidane, afirmara: "La Liga está perdida". Ahora deberá revisar su tesis.

La derrota en Anoeta expuso síntomas preocupantes para el Barcelona. Por ejemplo, el mal momento de su líder, Messi, quien suma cuatro partidos consecutivos sin marcar en días en los que se reavivan sus conflictos con el fisco.

"Lleva algunos partidos como ausente, los mismos en los que el Barça parece haber entrado en crisis. En Anoeta, como en el Camp Nou ante el Madrid se le vio con esa mirada perdida que asusta hasta a sus compañeros. Leo Messi no es feliz jugando en estas últimas semanas y la sonrisa del Barça se ha ido apagando", relató ayer el diario Sport.

También Neymar parece lejos de su mejor forma y el técnico azulgrana, Luis Enrique, tampoco encontró ayuda en un plantel que ahora vuelve a revelarse corto. Sólo Sergio Roberto tiene minutos solventes mientras futbolistas como Arda Turan, Aleix Vidal o Vermaelen desperdician oportunidades de sentirse importantes y aportar.

Sin embargo, los hinchas del Barcelona pueden encontrar motivos para la esperanza al mirar lo que tiene por delante, pues su calendario parece más favorable en principio que los de Atlético o Real Madrid.

Así, el conjunto azulgrana jugará hasta el final de la Liga contra seis rivales situados de la zona media hacia atrás en el torneo. Son los casos de Valencia, Deportivo, Sporting, Betis, Espanyol y Granada. Por contra, el Atlético tendrá a rivales tan estimables como Athletic, Málaga o Celta, junto a Granada, Rayo y Levante. Y el Real Madrid tendrá que jugar cuatro de sus seis partidos -ante Getafe, Rayo, Real Sociedad y Deportivo- fuera de casa, mientras en el Bernabéu recibirá a Villarreal y Valencia.

Pero el actual Barcelona no está para fijarse en los demás, pues más urgente parece analizarse a sí mismo para encontrar soluciones. Y no tiene mucho margen, puesto que la Liga de Campeones regresa y no le valen actuaciones medianas. La eliminatoria ante el Atlético podría marcar un antes y un después en el devenir de la temporada para el actual campeón de Europa, lleno de dudas en el peor momento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios