El Bayern alza el trofeo

  • Guardiola recibe la tradicional ducha de cerveza Los bávaros igualan el récord del curso pasado al sumar 90 de los 102 puntos posibles

El Bayern Múnich cerró la Bundesliga con una victoria (1-0) ante el Stuttgart, decimoquinto de la tabla, a unos días de la final de la Copa Alemana ante el Borussia Dortmund en Berlín y alzó por fin el ansiado trofeo de campeón.

El entrenador del Bayern, Josep Guardiola, recibió de manos de Jerome Boateng la tradicional ducha de cerveza con la que se suelen bañar los títulos. Consciente de lo que sucedería, Guardiola acudió sin la chaqueta del impecable traje con el que suele seguir los partidos desde el banquillo y aguantó estoicamente el momento.

Dada la emoción y el exceso de cerveza, el técnico no pudo evitar que se le cayera al suelo el pesado trofeo de 11 kilos.

El capitán del club bávaro, Philipp Lahm, fue el primero en levantar el trofeo, 46 días después de que su equipo se proclamase el campeón más veloz de la historia de la Bundesliga.

El presidente de la Liga Alemana, Reinhard Rauball, fue el responsable de entregar el preciado escudo plateado al 24 veces campeón de liga. "Una nueva temporada increíble. Gracias, chicos", se leía en una gran pancarta.

No obstante, el campeón tuvo que sufrir para poner el broche de oro a la primera temporada de Guardiola con una victoria en el Allianz Arena, pues no fue hasta el tiempo añadido cuando Claudio Pizarro marcó el ansiado gol.

Sin Philipp Lahm, Mario Götze y Franck Ribéry, parecía que los bávaros no iba a conseguir pasar del empate ante un equipo que se salvó del descenso por poco.

Tras esta victoria, el conjunto de Guardiola consiguió igualar el récord del pasado curso, al sumar 90 de los 102 puntos posibles.

Del estadio, los jugadores se trasladaron en un autobús abierto hasta la plaza central de Múnich, donde brindaron el título a sus aficionados.

En el resto de partidos de la jornada, el Schalke 04 se aseguró una plaza en la Liga de Campeones al ganar 4-1 al Núremberg, que desciende a segunda división. Joel Matip, Roman Neustädter, Julian Draxler y Chinedu Obsai fueron los encargados de marcar para gacer del último partido de liga una fiesta en Gelsenkirchen.

La otra plaza de la máxima categoría europea ya estaba asegurada en manos del Borussia Dortmund, que cerró la temporada en segunda posición y que derrotó en casa (4-0) al Hertha, con un doblete de Robert Lewandowski y goles de Milos Jojic y Henrikh Mkhitaryan.

Lewandowski se proclamó máximo goleador de la liga, con 20 dianas, dos más que Mario Mandzukic, del Bayern Múnich, y salió así por la puerta grande del que ha sido su club desde 2010, pues la próxima campaña jugará en las filas de la entidad bávara.

El Bayer Leverkusen, en cuarta posición, disputará la repesca para poder jugar en Liga de Campeones la próxima temporada, tras ganar 2-1 al Werder Bremen, que cierra el curso en el duodécima puesto.

Las plazas para disputar la Liga Europea acabaron en manos del Wolfsburgo, Borussia Mönchengladbach y Mainz. Mientras, el Núremberg y el Eintracht Braunschweig descendieron a segunda división tras perder sus respectivos partidos.

El Hamburgo perdió 3-2 ante el Mainz, pero logró librarse del descenso directo gracias a las derrotas del Núremberg y el Braunschweig. No obstante, deberá jugar una promoción contra el tercer equipo de la segunda división. Si al final desciende, sería la primera vez desde que se constituyó la Bundesliga en 1963.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios