Canadá, una cita con pedigrí que marcará el Mundial

Lewis Hamilton quiere aprovechar el buen momento en el que se encuentra tras su triunfo en Mónaco para recuperar terreno en el Mundial de Fórmula 1, que este fin de semana tiene parada en uno de sus circuitos preferidos con el Gran Premio de Canadá. El actual campeón se impuso el año pasado y sumó su cuarta victoria en el trazado Gilles Villeneuve, donde espera continuar con su buena fortuna tras un infortunado comienzo de temporada.

El trazado canadiense suele ofrecer carreras impredecibles. Además, la lluvia, prevista en algún momento del sábado y el domingo, podría añadir aún más incertidumbre. Así, Mercedes tendrá el desafío sobre todo de un mejorado Red Bull. Si no hubiera sido por un error en el box del equipo, Daniel Ricciardo podría haber ganado en Mónaco, por lo que el australiano buscará revancha en el circuito donde en 2014 logró la primera de sus tres victorias en Fórmula 1. Su compañero, Max Verstappen, que estrelló su bólido en las calles del Principado después de su impresionante triunfo en España con solo 18 años, estará favorecido por el uso del motor mejorado de Renault, al que Ricciardo tuvo acceso en el pasado gran premio.

Ferrari, por su parte, estrenará un propulsor evolucionado en Montreal, donde buscará algo de brillo en un sombrío y decepcionante inicio de temporada. "Es fácil de explicar", dijo el alemán Sebastian Vettel: "Si hacemos mejores resultados el sábado (en la clasificación), entonces tendremos una mejor carrera".

McLaren es otro equipo que espera lograr mejoras con las modificaciones introducidas en sus monoplazas, aunque las aspiraciones de Fernando Alonso y el británico Jenson Button son más modestas. En un circuito de potencia, el MP4-31 sufre y para intentar paliarlo Honda llevó un nuevo turbo evolucionado para mejorar sus prestaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios